Los equipos más antiguos eran los más perjudicados. | Fuente: Pixabay

La compañía Apple fue multada con 25 millones de euros (US$ 27 millones) por el gobierno de Francia. ¿La razón? Por ocultar que las actualizaciones de iPhone ralentizarían a los equipos.

El organismo francés de Competencia y Fraude (DGCCRF) multó a los de Cupertino debido a que encontró que la gestión de la batería de los iPhone antiguos era perjudicada intencionalmente con las actualizaciones del software de la compañía. Esto obligaba a que los usuarios consideren antes de tiempo el mejorar a un dispositivo más actual.

Tras la denuncia del ente fiscalizados, Apple, en 2017, aceptó la culpa, pero se justificó mencionando que las ralentizaciones fueron diseñadas para reducir las tareas en los procesadores de equipos antiguos, lo que afectaba al rendimiento. En otras palabras, los teléfonos se volvían lentos para evitar apagados prematuros o un rendimiento desigual.

Luego de meses en el caso, tanto la compañía tecnológica como la gubernamental acordaron el monto de la sanción. Apple se reafirmó en su compromiso de hacer teléfonos inteligentes que duren el mayor tiempo posible.

Apple también se ha visto afectado por el coronavirus, cerrando todas sus oficinas en Wuhan por un tiempo limitado.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.

¿Qué opinas?