Influencer
Anna Sorokin se hacía pasar como Anna Delvey, una heredera de una millonaria fortuna | Fuente: BBC

Anna Delvey vivía una vida de lujos: hoteles de cinco estrellas, ropa de diseñadores de alta costura y fiestas todos los fines de semana, algo que solo una heredera de una fortuna de más de 67 millones de dólares podía tener, pero la verdad era otra.

La justicia estadounidense se encuentra procesando a Anna Sorokin, una joven de nacionalidad germano-rusa de 28 años. ¿La razón? Era una estafadora que se hacía pasar como Anna Delvey.

De acuerdo con el fiscal del distrito de Manhattan, esta mujer estafó a hoteles, bancos y demás negocios entre noviembre de 2016 y agosto de 2017.

Entre amigos, afirmaba que pedía dinero prestado porque los obstáculos burocráticos de Estados Unidos para mover su fortuna desde Europa eran costosos.

Su mentira fue tal que, bajo la excusa de abrir una fundación para artes, pidió un crédito de 22 millones de dólares en el 2016 con documentos falsos. Aunque su solicitud fue denegada, obtuvo un bono inicial de 100 mil dólares.

"La supuesta conducta criminal de esta acusada osciló desde cometer fraudes con cheques hasta robo de préstamos por montos superiores a los US$100.000 e incluyó complots que resultaron en unas vacaciones gratis en Marruecos y viajes en aviones privados", dijo Cyrus Vance, el fiscal de distrito de Manhattan, cuando presentó los primeros cargos en su contra en octubre de 2017.

De acuerdo con los reportes, gastaba 30 mil dólares en hoteles y hasta 35 mil dólares en el alquiler de aviones privados. Su vida era expuesta en Instagram, donde contaba con más de 50 mil seguidores.

Ella lleva detenida desde hace dos años y la jueza a cargo varias veces ha discutido con la acusada porque desea mantener aún su vida de lujos. Sorokin posee su propia estilista. "Esto no es un desfile de moda", dijo molesta la jueza Diane Kiesel en una de esas ocasiones, cuando Sorokin finalmente llegó a la sala.

Su impacto en Estados Unidos es tal que dos proyectos piensan llevar su historia a la televisión. El primero lo dirige Lena Dunham, actor de Girls, y se llamará "Anna Delvey, princesa alemana". El otro es de Shonda Rhimes, líder de series como Grey’s Anatomy, para Netflix.

Si Sorokin es declarada culpable, afrontará hasta 15 años de prisión. Asimismo, también podría ser deportada a Alemania por la expiración de su visa.