El perro fue puesto en el asiento del conductor durante la detención. | Fuente: Pixabay

Una insólita historia se ha viralizado en las redes sociales este fin de semana. En Seattle, un auto fue detenido por exceso de velocidad en la carretera y ocasionar múltiples choques. Cuando los oficiales se acercaron al vehículo, se llevaron la sorpresa de que el conductor era un perro Pitbull.

La historia fue contada por la policía estadounidense a AFP. Ellos fueron testigos de cómo un auto a altas velocidades golpeó a dos carros en la carretera interestatal. Aquí empezó la persecución, la cual se desarrolló a más de 160 km/h. 

Las autoridades pusieron tiras de púas para lograr detener el vehículo. Aquí fue hallado un hombre de 51 años en el asiento de atrás y un perro en el asiento del conductor.

Lo que el hombre dijo a los policías fue de no creer. “He sido oficial por más de 10 años y me han tocado todo tipo de excusas de los conductores, pero jamás que me dijeran que el perro era el que iba manejamndo el auto”, comentó Heather Axtman, policía que realizó el arresto.

El señor argumentó que estaba enseñando conducir a su mascota. Sin embargo, la policía procedió a detenerlo por "evidente influencia de drogas".

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.

¿Qué opinas?