Game Boy continúa siendo una de las consolas más vendidas del mercado de los videojuegos. | Fuente: Asashi Shimbun/TurboSquid

Cada vez es más común ver a personas de todas las edades disfrutar de su tiempo de ocio con videojuegos. La experiencia interactiva no es ajena a nadie, seas niño o adulto, y esta enternecedora historia demuestra que, incluso siendo anciano y estando en tu lecho de muerte, puedes disfrutar de un clásico en tu consola favorita de Sony, Microsoft o Nintendo.

Una ciudadana japonesa llamada Kuniko Tsukasa reveló las últimas vivencias de su ahora fallecida madre al periódico Asahi Shimbun a través de una carta. En ella, comentó que su progenitora era una aficionada al atemporal videojuego Tetris y lo disfrutaba en su versión para Game Boy desde 1989.

Dado el tiempo de vida de la consola portátil, la mujer la reparaba continuamente a través de los años hasta que, al alcanzar la edad de 95 años, la madre de Kuniko enfermó gravemente y, por coincidencia, su Game Boy dejó de funcionar. Por desgracia, la máquina ya no pudo ser reparada debido a que no pudieron hallar piezas para reemplazar las dañadas ni encontrar un modelo barato en toda la región de Chiba, donde habitaba la familia.

Llegado este punto, el nieto de la señora Tsukasa propuso la idea de escribirle una carta a Nintendo para que pudiera revisar la consola y repararla. La familia se puso manos a la obra y envió la carta junto con la máquina a través del correo, con las esperanzas de que la misma compañía desarrolladora pudiera solucionar el desperfecto.

Días después, Kuniko y su madre recibieron un paquete que contenía una Game Boy totalmente nueva y una carta de un representante de Nintendo. El papel mencionaba que no pudieron reparar la vieja consola pero que, en su lugar, decidieron obsequiarle una que permanecía guardada en los almacenes de la compañía.

La madre de Tsukasa falleció recientemente a la edad de 99 años pero, según lo que explica su hija en la carta enviada al periódico, la mujer pudo disfrutar de su videojuego favorito hasta sus últimos momentos de vida. “Allá, en el cielo, estoy segura de que está feliz” dijo su hija en el cierre de la conmovedora historia que no ha tardado en viralizarse a través de Twitter.

La publicación original en Twitter ya cuenta con 197,8 mil likes | Fuente: Twitter/@SITM_K

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify.

¿Qué opinas?