Mia Khalifa es una de las actrices más populares de la industria de cine para adultos. | Fuente: Facebook

Todo comienza con un mensaje que quiere demostrar que compartimos contenido irrelevante en redes sociales y nos anima a apoyar una buena causa.

¿Quién no lo haría? Estas publicaciones tienen miles de likes en Facebook y son bastante retuiteadas. En su mayoría cuentan la historia de personas extraordinarias que han logrado cosas importantes, pero no son conocidas debido a que no son "farándula". La congresista Úrsula Letona retuiteó esto a sus seguidores:

“Ella es MARCELA PÉREZ, estudia en la Universidad de Concepción, acaba de ganar el primer lugar en un concurso de Física Nuclear en EE.UU., como no es futbolista ni es de movimientos feministas a nadie le importa.

Hagámoslo viral, para que MARCELA cumpla su sueño y pueda viajar”.

El retuit de la congresista que presentó recientemente su renuncia a Fuerza Popular. | Fuente: Twitter

El retuit fue borrado minutos después de la publicación de esta nota.

¿El problema? La mujer que aparece en la imagen no es Marcela Pérez. Se trata de la actriz de contenido adulto Mia Khalifa.

No es la única que cae en este tipo de broma. Es usual ver en las redes sociales actores y actrices de cine para adultos como otros personajes. Por ejemplo, Ángel Muñoz, conocido como “Jordi ENP”, que fue sindicado en redes sociales como el magistrado "Benito Camelas", envuelto en un sonado caso de extradición.

No faltaron los comentarios y compartidos. | Fuente: Twitter

El actor de cine alternativo también ha sido promocionado con la historia del “joven brillante”. “Por si no lo conoces, este joven de Ciudad Real se llama Angel Mejías (Jordi para los amigos). Está a punto de graduarse con honores de la Universidad de Harvard y es uno de los descubridores de la vacuna contra la fiebre H1N1. Orgullo nacional pero no sale en la TV porque no es farándula”.  

Este tipo de contenido circula en Facebook, Twitter y WhatsApp. Mia Khalifa también fue etiquetada en el pasado como “una estudiante universitaria trujillana” y a estas alturas debe tener tantos trabajos como Don Ramón. Y si bien se trata de una broma mayormente inofensiva, demuestra lo fácil que se desperdigan las mentiras en las redes sociales.

¿Qué opinas?