Por: Rob Reyna @rob_core

Desde que el Universo creado por Robert Kirkman en los cómics se apoderara de la televisión, los productos derivados se volvieron altamente rentables. Y definitivamente, AMC no perdió. Falta poco más de una semana para el final de la sexta temporada de The Walking Dead (Negan, mediante) y los fanáticos de los zombies y los dramas existenciales podrán saciar su cuota de sangre y moralismo con la segunda temporada de Fear The Walking Dead.

Esta serie complementaria -mal llamada “spin-off”, según explicó el mismo Eduarzo Zulueta, CEO de AMC Latinoamérica en conversación con RPP- exploró en los seis primeros episodios que formaron la primera temporada, el drama de una familia ensamblada en los suburbios de Los Ángeles, quienes intentan enfrentar al mundo de la amenaza creciente de un apocalipsis zombie.

El plus de Fear The Walking Dead –y el que atrajo a los fans desde el principio- fue la idea de conocer el nacimiento del apocalipsis y llenar todos los vacíos que dejó el mes y medio que Rick Grimes estuvo en coma en un hospital mientras el mundo se iba al diablo.

Aunque hasta el momento la serie no ha respondido directamente esta cuestión (hay que darle un poco de tiempo), el desarrollo de las relaciones entre personas en los primeros días de un apocalipsis zombies ha enganchado a la audiencia, y por ello se espera con emoción su segunda temporada.

APOCALIPSIS EN EL AGUA

RPP.pe fue invitado a la función especial para ver el primer capítulo de la segunda temporada de esta serie, y aunque no podemos adelantar hechos para no pecar de spoilers, analizamos el desarrollo de la trama el cual se desarrolla en un escenario bastante limitado: altamar. Y definitivamente saca a relucir la pregunta que todos los fans se hacen: ¿los sobrevivientes estarán a salvo en el mar?

Naturalmente, el capítulo comienza donde terminó la temporada, con la familia de Travis y Madison a punto de abordar el yate “Abigail”, propiedad de Strand a quien Nick ayudó a escapar de la cárcel militar en Los Ángeles. Independientemente de la gran amenaza en tierra producto de los ‘walkers’ y del ejército que desarrolla la Operación Cobalto para exterminar todo tipo de vida en LA, el episodio se centrará en los conflictos personales de cada uno de los personajes.

Por un lado, Travis debe cargar con la culpa adjudicada por Christopher (su hijo) al ver morir a su madre (quien fue mordida por un zombie en la primera temporada), y por otro la desconfianza de Strand por todos los extraños que ha dejado abordar en su embarcación.

El conflicto moral también saldrá a relucir en la serie, sobre todo por la necesidad de supervivencia y el acto humano de salvar a la persona que lo necesita. Los náufragos y ladrones de altamar no faltarán en esta temporada. Al igual que la serie matriz, los sobrevivientes de FTWD entenderán que más peligrosos que los muertos, pueden ser los vivos quienes estarán dispuestos a todo para salvarse.

Sobre si los peligros en el mar son los mismos que en tierra, y sin ánimo de spoilear, solo podemos decir que los zombies son los mismos, ninguno morirá ahogado y de estarlo, inmediatamente volverá a la vida así que la sed de carne y vísceras no será impedimento para ser una amenaza latente para nuestros protagonistas.

La nueva temporada de Fear The Walking Dead estrenará a través de AMC el próximo 10 de abril. Si te gustó TWD y quieres calmar tu hambre de vísceras hasta que Rick V Negan vuelvan en una séptima temporada, sin duda esta serie complementaria es una gran opción.