Brian Johnson y Angus Young, líderes de AC/DC | Fuente: EFE

Escuchar rock a alto volumen es efectivo en los tratamientos de quimioterapia aseguró una investigación de la University of South Australia. En este estudio se utilizó la canción Thunderstruck de la mítica banda de ese país, AC/DC.

Según esta universidad, al aumentar el volumen en sesiones de quimioterapia se produce un efecto de vibraciones que son generadas por este tipo de música y que contribuyen a generar micropartículas de silicio que tienen camptotecina. Este elemento contribuye a que las células cancerosas sean cubiertas uniformemente sin dispersarse.

Al final, lo que evita este fenomeno de dispersión en las células es la superposición de polímero de plasma que ayuda a fijar el medicamento en la célula, según los científicos.

Thunderstruck, AC/DC vivo en River Plate | Fuente: Youtube VEVO AC/DC

"Normalmente ponemos un plasma sobre la superficie, pero el problema es que así solo creas el revestimiento en una parte de la partícula, la que está expuesta. Por eso se nos ocurrió usar un altavoz ruidoso que pueda sonar dentro del sistema para conseguir una vibración y que las partículas reboten arriba y abajo", dijo Nico Voelcker, profesor de la casa de estudios en una nota publicada por el diario ABC de España.

Luego de experimentar con música, los científicos lograron probar que esta mejoró el proceso y efecto de la quimioterapia en los pacientes. Convirtieron así a Thunderstruck en una de las primeras canciones curativas de la historia.

Sepa más:
¿Qué opinas?