La chanfainita rica en proteínas pero cuidado si lo mezclas con gaseosas

El problema de consumir la chanfainita son los otros ingredientes usados en su preparación al tener mucho condimento que podría afectar a los pacientes con gastritis y mala digestión.
Capital/RPP

El ingrediente principal de la famosa comida rápida peruana, La Chanfainita, es el bofe, que aporta buena cantidad de proteínas y es buena para prevenir la anemia, pero cuidado con excederse, pues podría ser riesgoso por su condimento y aderezo, y además si decides tomar después una bebida gaseosa.

El licenciado Pedro Tirado, nutricionista del Sisol de Villa el Salvador, explicó los pro y los contra de La Chanfainita, este plato tradicional de los peruanos, destacando que este delicioso plato criollo se prepara con bofe (pulmón) de res o de cordero. "La Chanfainita tiene el doble de proteínas  que la carne y el hierro, es de fácil asimilación por tener hasta 20 gramos de proteína", dijo en nuestra secuencia "RPP Te Cuida".

Advirtió que el problema que implica consumir La Chanfainita representa los otros ingredientes usados en su preparación al tener mucho condimento que podría afectar a los pacientes con gastritis y con mala digestión. En ese sentido pidió bajar los condimentos.

"Al no contener casi nada de fibras el bofe puede caer mal la digestión, hay que tener cuidado con la grasa que contiene la víscera pues le va caer pesado y es bueno acompañarlo con alguna ensalada", dijo.
Cuidado con la mala combinación

Tirado solicitó tener cuidado con qué vaya a acompañar La Chanfainita, "nunca hay que combinar la chanfainita con una gaseosa; es mejor hacerlo con una limonada, una naranjada, alguna bebida rica en vitamina C, algo que tenga limón", agregó.

Demandó tener cuidado pues no todos pueden consumir vísceras, "son fuente de nutrientes pero ahí se alojan las enfermedades de los animales. En otros países se queman y es prohibido, pero aquí todavía se puede adquirir en los mercados", expresó. 

La Chanfainita se prepara con bofe (pulmón), sancochada y cortada en dados, aderezado en cebolla, ajo, pimienta, comino y ají panca, donde se sancochan las papas picadas, aromatizada con hierbabuena y el orégano y otros secretos de la abuela.