Mochila no debe superar en 10 % del peso del estudiante. | Fuente: EsSalud | Fotógrafo: EsSalud

El peso y el uso incorrecto de una mochila escolar podrían ocasionar en el alumno la temida escoliosis o curvatura anormal de la columna vertebral, así lo advirtió la doctora Janeth Borja, jefe de Rehabilitación Pediátrica del Hospital Edgardo Rebagliati Martins del Seguro Social de Salud (EsSalud).
 
En ese sentido la especialista recomendó a los padres de familia que al momento de adquirir una mochila, esta no debe superar en 10 % del peso del estudiante. Es decir, si el niño pesa 40 kilos, en su mochila no debe cargar más de 4 o 5 kilos.

A tomar en cuenta:

Deben ser tomadas en cuenta las dimensiones de las mochilas. La parte superior de la mochila no debe superar el ancho de los hombros y los bordes laterales no deben sobrepasar el ancho del tronco, señaló la doctora Borja.

La parte inferior debe quedar cinco centímetros por encima de la cintura, nunca a la altura de los glúteos. Los escolares deben acostumbrarse a usar los dos tirantes de la mochila y no llevar el peso en un solo hombro.
 
“Los tirantes deben ser acolchados, porque de lo contrario la presión podría ocasionar dolor en los hombros de los niños o de lo contrario se recomienda usar la maleta con ruedas, que se debe empujar hacia adelante, y sobre todo si es terreno plano es bastante fácil para transportar”, precisó la doctora Borja.
 
Si estos consejos no son tomados en cuenta por los padres de familia, surgirán problemas de postura como cifosis, dolores musculares y contracturas. Debe considerarse que durante la etapa escolar los huesos de los niños se encuentran en proceso de desarrollo. Si no hay cuidado, el eje de la columna podría verse seriamente afectado y se desencadenaría una escoliosis.

¿Qué opinas?