Parto vertical: práctica ancestral que reduce la mortalidad materna

La costumbre del parto vertical se mantiene en nuestro país con mayor incidencia en las poblaciones de la sierra y selva.

El parto vertical se utiliza desde tiempos ancestrales por diversas culturas, e incluso quedó registrado gráficamente en jeroglíficos de la civilización egipcia, fenicia y maya. Sin embargo, la postura horizontal para los alumbramientos fue imponiéndose con los años, porque facilitaba las intervenciones médicas.

La costumbre del parto vertical se mantiene en nuestro país con mayor incidencia en las poblaciones de la sierra y selva.

“El parto vertical registró en el 2008, 22,937 atenciones, mientras que en el 2014 alcanzó la cifra de 46,130, lo cual demuestra la gran acogida que viene teniendo esa modalidad de parto entre las usuarias de los servicios de salud”, precisó Lucy Del Carpio, integrante del equipo técnico de la Estrategia Sanitaria de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud (Minsa).

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ubicó al Perú entre los 20 países que más avanzó en la reducción de la mortalidad materna gracias a que viene promoviendo el esta forma ancestral de dar a luz.

A nivel de Lima Metropolitana, de los más de 64 mil partos llevados a cabo dentro de un establecimiento de salud, más de 5 mil fueron partos verticales, lo que representa al 7.92% del total, según reveló el Minsa.

¿Qué opinas?