EFE

Sólo toma media hora donar sangre, pero este acto puede salvar la vida de tres personas: familiares, amigos o quizá alguna persona desconocida que se encuentre grave en alguna sala de hospital, así lo señaló Nolberto Quezada, coordinador del Programa Nacional de Hemoglobina y Banco de Sangre.

“Un día cualquiera salimos de nuestras casas y no sabemos que a la vuelta de la esquina podemos sufrir un accidente como un atropello, un choque. No estamos preparados para ello, sólo sucede“, indicó, tras señalar que para salvarles la vida se necesitará muchas unidades de sangre.

Quezada señaló que si en estas situaciones el banco de sangre no está debidamente abastecido, la posibilidad de recuperar la salud del paciente, disminuirá notablemente.

“Actualmente tenemos un gran déficit de donantes. Los bancos de sangre necesitan anualmente 280 mil unidades y sólo cuentan con aproximadamente 193 mil” explicó.

Por ello, Quezada hizo un llamado a la población a realizar de manera continua este acto solidario, sin esperar a que algún familiar o amigo se encuentre en peligro.