Un jugador de los Utah Jazz ha dado positivo en la prueba. | Fuente: Twitter

La liga de baloncesto estadounidense NBA ha sido suspendida indefinidamente luego de que un jugador haya dado positivo en la prueba de COVID-19. Así como los fans, también los propios jugadores se han sorprendido por la decisión del ente y Davin Booker es un ejemplo de ello.

El jugador de los Phoenix Suns se encontraba transmitiendo una partida del videojuego Call of Duty cuando se enteró de esta suspensión:

“¿Qué? No hay manera. ¡¿Qué demonios?! ¡Hermano!” fueron las frases que soltó el jugador mientras miraba atónito la pantalla.

Al parecer, la NBA no había comunicado anteriormente a los planteles al respecto de esta decisión, por lo que los propios jugadores se enteraron junto al resto del mundo.

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify.

¿Qué opinas?