Google Stadia
Stadia fue anunciado inicialmente en noviembre de 2019. | Fuente: Google

Este jueves 19 de enero, Google Stadia cierra definitivamente sus servidores para siempre en uno de los nuevos fracasos que obtuvo Google en sus últimos años.

Stadia se quería imponer como “el futuro de los videojuegos” permitiendo el acceso a grandes títulos por la nube y para lo cual solo necesitábamos su suscripción, una pantalla y un mando. Lastimosamente para sus intereses, no fue lo que se esperaba.

El adiós a Google Stadia

El cierre de Stadia se anunció en septiembre, dando plazo a los usuarios a terminar sus juegos o poder migrar hacia otras plataformas. Conocido es el caso del jugador de Red Dead Redemption II que casi pierde 2 mil horas de juego en este título debido al anuncio, pero que terminó con la ayuda de la propia Rockstar Games para trasladar su partida a otra consola.

El problema de Stadia radicaba en que, además del pago de suscripción para poder jugar en 4K y hasta a 60 frames por segundo, el usuario debía comprar también los juegos más potentes a precios similares a los de los juegos en físico, un gasto desmedido que terminó desalentando a muchos jugadores.

Los propios juegos propios que la compañía había prometido estaban siendo cancelados. La propia Jade Raymond, quien estaba al frente de esta división de desarrollo, abandonó la empresa.

Por otro lado, tampoco llegó a todo el mundo, siendo países seleccionados los que podían tener acceso a este servicio.

¿Algo bueno? El mando

Tras este cierre de servidores solo queda un recuerdo muy útil: el mando.

El controlador de Stadia podrá ser compatible con PC y celulares para seguir jugando con tiendas como Steam o Epic Games.

Para ello, Google permite activar la conexión Bluetooth mediante unos sencillos pasos.

  • Abre la herramienta de actualización de tu mando Google Stadia en Chrome o Microsoft Edge.
  • Toca el botón de Cambiar a modo Bluetooth.
  • Haz clic en el botón Empezar de la primera opción.
  • Acepta los términos del servicio de Google.

Posteriormente, deberás conectar el mando de Stadia a USB para actualizarlo. La herramienta desactivará permanentemente la conexión WiFi integrada en el mando de Stadia, siendo reemplazada por la tecnología Bluetooth Low Energy (BLE).

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify.