Así lucía la catedral en el videojuego | Fuente: Ubisoft

El mundo entero ha sido testigo de una pérdida cuantiosa para la historia de la humanidad. La catedral de Notre Dame en Francia sufrió un incendio que provocó el colapso del techo y la aguja de la edificación y las impactantes imágenes del siniestro han circulado a nivel mundial. Este patrimonio tiene más de 800 años y mantiene objetos invaluables que cimentan la religión católica mundial y propia cultura francesa.

Ante tal triste episodio, el gobierno francés y distintas personalidades del país han acordado llevar un proyecto de restauración de dicho edificio para resguardar esta importante pieza de la historia de la humanidad. Ante esto, un videojuego podría ser el principal motor del trabajo.

La octava entrega de la franquicia Assassin’s Creed, ‘Unity’, salió a la venta en el 2014 y mantiene en su trama un escenario que recrea impresionantemente la catedral de Notre Dame. Ambientado en la Francia de la Revolución, los desarrolladores de ‘Unity’ pasaron años trabajando con el máximo de los cuidados la recreación de cada uno de los monumentos históricos presentes en el videojuego.

Salta a la luz una entrevista del 2014 en donde Caroline Miousse, artista de ‘Unity’, comentó al medio The Verge que pasó construyendo un modelo virtual mediante el 3D de Notre Dame durante 24 meses para asemejarlo a como era en 1789. Aunque se tomó algunas libertades en ciertos detalles, el trabajo final fue un retrato a cabalidad de la pieza gótico.

La recreación en Assassin’s Creed Unity no solo podría servir para este fin, sino que ya está disponible para posibles tours virtuales al lugar, en los que podría elevarse la inmersión con las herramientas de Realidad Virtual (VR).

Unity se encuentra disponible para PlayStation 4 y Xbox One.

¿Qué opinas?

Dale like al fanpage de PROGAMER en Facebook para mantenerte actualizado con las últimas noticias de videojuegos, anime, comics y cultura geek. Además también puedes escuchar nuestro PROGAMER Podcast en RPP Podcast, iTunes y Spotify.

¿Qué opinas?