Foto: Referencial RPP

Los semáforos de Bengala Occidental, en el noreste de la India, amenizarán desde ahora la espera de los transeúntes con melodías de Rabindranath Tagore, han decidido las autoridades locales, para cambiar la imagen de la capital, Calcuta.

La música de Tagore, el único Nobel de Literatura de nacionalidad india, sonará cuando la luz de los semáforos torne a rojo, en un intento del gobierno local de que la abarrotada y calurosa ciudad "se parezca a Londres", de acuerdo con las autoridades.

La decisión, por ahora un proyecto piloto, está atrayendo los elogios de los sectores de la comunidad artística e intelectual de la capital bengalí, pero ya se ha granjeado los comentarios sarcásticos de la oposición de esta populosa región de la India.

"Nuestra jefa de Gobierno (Mamata Banejee) tiene algunos sueños sobre Calcuta y quiere recuperar aquellos días en los que fue una de las ciudades más importantes y bellas del mundo", afirmó a la agencia india IANS el pintor indio Suvaprasanna.

Calcuta fue en tiempos el principal centro cultural y financiero del subcontinente, y capital del Imperio Británico, pero en la actualidad sufre un tráfico caótico que los conductores, como en otras urbes indias, suelen arreglar a bocinazos.

"Antes debemos controlar el uso de las bocinas en las calles para controlar el ruido y será sólo entonces cuando podamos disfrutar de las melódicas canciones de Tagore", agregó Suvaprasanna.

Miembros de la oposición afirmaron que la decisión es un mero intento del Gobierno regional para "dulcificar su imagen" o una "banalización" del poeta y músico bengalí, uno de los grandes mitos de la cultura india y auténtico icono de Bengala.

"Se trivializan las canciones de Tagore. Creo que el Gobierno debería pensar en música suave, instrumental", dijo a IANS la opositora Khiti Goswami.

La India está conmemorando estos meses los 150 años transcurridos desde el nacimiento del autor.

EFE