Radio Capital: Jorge Ch

La compañía norteamericana Infidelity DNA Testing ayuda a despejar las dudas de parejas que sospechan de sus compañeros. “La gente que nos contacta normalmente simplemente confirma sus miedos”, indicó un representante de la empresa a The Huffington Post.

El proceso es simple, solo es necesario llevar una prenda de vestir, de preferencia ropa interior, y la empresa se encargará del resto, es decir buscar en las prendas cualquier rastro de ADN.

El servicio cuesta tan solo $200, una suma módica comparada a otros métodos como espías o dispositivos de alta tecnología.