Antiácidos y digestivos no evitan la resaca

Especialistas afirman que su uso indebido puede producir efectos adversos como el estreñimiento y la diarrea.
Foto: Flickr: richardmorillo

Muchas personas utilizan antiácidos y digestivos para prevenir la "resaca" luego de las celebraciones de Año Nuevo. Sin embargo, ingerir estos medicamentos no es una pràctica saludable, ya que no está comprobado que estos productos eviten los efectos posteriores a la ingesta de grandes cantidades de alcohol como dolor de cabeza, náuseas, vómitos y hasta el shock etílico.

Según los especialistas de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) “La población suele ingerir estos productos un día antes o el mismo día de las celebraciones de Año Nuevo pensando de que no van a padecer o van a reducir los efectos en el organismo de la resaca por Año Nuevo y ello es falso. Más bien las personas deben tener en cuenta que estos productos farmacéuticos pueden ocasionar efectos adversos si se ingieren irresponsablemente, es decir, si se consumen excesivamente o en turnos desordenados”.

Entre los efectos adversos más frecuentes que producen los antiácidos y digestivos se encuentran el estreñimiento, diarrea, gases -incluyendo flatulencia y eructo-, aumento de la sed, coloración blanquecina de las deposiciones y calambres estomacales.

Los especialistas señalaron que la mejor manera de evitar la resaca es no abusar de las bebidas alcohólicas. Si ya se padece de este trastorno, lo mejor es ingerir bastante lìquido y seguir una dieta saludable evitando las frituras.