Bebidas energizantes: Lo que debes saber antes de consumirlas

Muchos jóvenes abusan de su consumo con el fin de aumentar su atención en clases, en el trabajo o para mantenerse despiertos.
Wikimedia Commons

Las bebidas energizantes son utilizadas para proveer alto nivel de energía proveniente de los carbohidratos, grasas y proteínas, pero sus efectos secundarios pueden ser letales si se abusa de su consumo, advirtió la nutricionista Sara Abu-Sabbah.

¿De qué está compuesta una bebida energizante?

- Una bebida energizante no tiene alcohol.
- Generalmente está gasificada pero también puede no estarlo.
- Contiene cantidades importantes de cafeína, carbohidratos, aminoácidos (como taurina), vitaminas, extractos vegetales como la guaraná y el ginsen.

La conductora de Salud en RPP indicó que la cafeína, en condiciones moderadas, suele ser un estimulante, como cuando uno consume dos tazas de café, que es una dosis moderada.

Sin embargo, muchos jóvenes abusan de su consumo con el fin de aumentar su atención en clases, en el trabajo o para mantenerse despiertos.

Complicaciones

Para Paola Chávez Guimet, experta en nutrición, actividad física y salud, consumir más de 3 o 4 latas al día puede ocasionar arritmias cardíacas, ansiedad, irritabilidad, dificultades de concentración, diarreas, temblores, hipertensión arterial y hasta problemas cardiovasculares.

“Las bebidas energizantes bloquean las sensaciones naturales del cuerpo relacionadas al cansancio y el sueño; las cuales son indispensables para poder reconocer cuándo debemos parar nuestras actividades y descansar para que nuestro organismo no colapse”, manifestó.

Por su parte, la cafeína en exceso, sola o en gaseosas, genera también un incremento de la frecuencia cardiaca, presión sanguínea, crisis hipertensivas, enrojecimiento de la cara, dolores de cabeza y dilatación de las pupilas.

Es importante señalar que muchos jóvenes optan por combinar café o alcohol con bebidas energizantes sin medir las consecuencias, señalaron las especialistas.