Células madre para tratar infertilidad por quimioterapias

No es la primera vez que se consiguen obtener espermatozoides a partir de células madre, sin embargo, sí que se trata de un hito al haberse revertido la infertilidad producida por la quimioterapia.
Wikimedia Commons (CC)

Para evitar los casos de infertilidad masculina, un equipo de investigadores de la Universidad de Pittsburgh (EEUU) desarrolló una terapia con células madre que consigue restaurar la función espermátida.

El experimento, realizado en monos, todavía tendrá que esperar algunos años para ser empleado en humanos, afirma elmundo.es. Determinados fármacos quimioterápicos a ciertas dosis o la administración de radioterapia conllevan una alta toxicidad en las gónadas (órganos reproductores).

Por este motivo, a los varones adultos que van a someterse a este tipo de tratamientos se les ofrece criopreservar su esperma para poder utilizarlo posteriormente en un tratamiento de reproducción asistida si quieren tener o aumentar su familia.

Sin embargo, poco se puede hacer con los niños prepúberes, ya que la criopreservación en ellos no es posible. Para este grupo de pacientes, se están planteando diferentes opciones para restaurar su fertilidad. Algunos investigadores buscan trasplantes de tejido testicular y otros recurren a las células madre.

Se sabe que la espermatogénesis se origina a partir de un pequeño grupo de células madre espermatogónicas que pueden renovarse o dar lugar a esperma.

De hecho, no es la primera vez que se consiguen obtener espermatozoides a partir de células madre, sin embargo, sí que se trata de un hito lo conseguido por los investigadores de Pittsburgh: el haber revertido la infertilidad producida por la quimioterapia.

En su experimento, tomaron muestras de células madres de macacos, que luego fueron congeladas, antes de que recibieran un tratamiento con "quimio" (busulfan). Posteriormente, cuando finalizó la terapia, las células madre extraídas fueron de nuevo implantadas.

El estudio, publicado en la revista "Cell Stem Cell", muestra que 20 semanas después del trasplante de células nueve de los 12 monos adultos y tres de los cinco macacos prepúberes fueron luego capaces de producir de nuevo esperma. Además, en otro experimento se demostró que ese esperma fue capaz de fertilizar óvulos.