¿Es el té verde tan bueno como se dice que es?

Gracias a que ayuda a perder líquidos mediante la orina, puede ser beneficioso para personas que sufren de hipertensión arterial y retienen líquidos, pero no es conveniente para bulímicos ni anoréxicos que suelen vomitar.
MorgueFile

El té verde es una hierba que ha ganado mucha popularidad en los últimos años por sus grandes beneficios para la salud, y es que esta bebida milenaria aporta muchos beneficios para el cuerpo.

Sin embargo, muchas personas obsesionadas con cuidar su figura, se han hecho con la idea de que el té verde sirve para bajar de peso, cuando en realidad lo que hace es ayudar a quemar grasa siempre y cuando se complemente con ejercicio físico.

Si bien es cierto que tiene beneficios para la salud, también podría afectarla si no se consume adecuadamente. Es por ello que el té verde se debe saber consumir.

"Lo primero que hay que saber sobre el té verde es que no es una hierba distinta al té habitual. Simplemente es verde o negro dependiendo del proceso de maduración que haya tenido la misma hoja de té", acota la nutricionista del programa Siempre en Casa de RPP Noticias, Sara Abu Sabbah.

Datos a tener en cuenta

Está comprobado que el té verde tiene una gran cantidad de antioxidantes, las cuales protegen al organismo de agresores internos y externos. Por ejemplo, los radicales libres que se forman en el aceite de las frituras y que oxidan al cuerpo, o las sustancias tóxicas que ingresan al organismo cuando uno está expuesto a la contaminación ambiental. Los antioxidantes previenen ese impacto.

Dependiendo de que tan cargado esté, el té verde tendrá un efecto en la función intestinal. Mientras más ligero, tendrá un efecto laxante, pero mientras más cargado esté, tendrá un efecto astringente.

El té verde se asocia mucho con la capacidad de poder bajar de peso y con su efecto diurético. Sin embargo, no debe asumirse como un producto que te hará bajar de peso bajo ninguna circunstancia.

El té verde no tiene una acción directa con la pérdida de peso, aunque sí es cierto que tiene sustancias que favorecen la quema de grasa, lo que podría ayudar a perder peso cuando se trata de una persona que realiza actividad física constante e intensa. 

Sin embargo, hay que tener cuidado ya que al igual que el café tiene un efecto estimulante, por lo que no es recomendable para personas nerviosas, impulsivas, o ansiosas, ya que puede agudizar esos síntomas.

Si bien es cierto que tiene propiedades positivas para la salud, es necesario observar cómo reacciona cada persona ante su consumo, ya que algunas personas al tomarlo van constantemente al baño y empiezan a creer que eso los hace bajar de peso, cuando en realidad se trata de una forma de purga no saludable.

También deben tener cuidado las pesonas que tienen gastritis ya que el té verde, al igual que el chocolate y el café, puede irritar la mucosa gástrica en estos pacientes.

Probablemente se pierdan muchas de las propiedades del té verde en las botellas industriales. Muchas de las infusiones y hierbas en general pueden cambiar sus componentes y perder sus beneficios cuando se mezclan con azucar. Es mejor el té en hierba o sobres.

No es recomendable para niños menores de 12 años, tampoco para mujeres gestantes, personas con anemia ni para aquellos que están en un proceso de enfermedad donde sus niveles de hemoglobina son bajos. Esto debido a que el té verde puede interferir en la absorción de hierro, lo que entorpece más cualquier tratamiento.

A las personas que sufren de estreñimiento les conviene no tomarlo muy cargado, y para aquellos que tienen el colon irritable y están en la etapa donde tienen deposiciones muy sueltas, no les va a convenir tomar un té verde muy ralo porque los hará evacuar con más frecuencia.

No hay que pensar en el té verde como un tratamiento para perder peso, tómalo con cierta regularidad si quieres beneficiarte de sus antioxidantes, si no eres una persona ansiosa o si sufres de estreñimiento.

Hay que tener cierto cuidado ya que muchas personas se acostumbra a purgarse constantemente a través de hierbas como el té verde y eso no es saludable.