La OPS cambia su modelo de monitoreo de la gripe A

El nuevo sistema de monitoreo enfatizará el uso de indicadores cualitativos que hablan de la dispersión geográfica y el impacto en los servicios de salud.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) señaló, en un mensaje enviado a los ministros de Salud del Cono Sur reunidos en Buenos Aires, que cambió su sistema de monitoreo de la gripe A porque las cifras reportadas por los países no reflejan realmente la transmisión de la enfermedad.

"El número de casos confirmados que reportan los países cada vez refleja menos la situación real de transmisión en el país, y se ha convertido en un indicador de las fortalezas de los sistemas de vigilancia, de las capacidades de laboratorio y de la transparencia en el manejo de la información", señaló en el mensaje la directora de la OPS, Mirta Roses.

Por esta razón, la OPS decidió "cambiar su sistema de monitoreo de la pandemia, enfatizando el uso de indicadores cualitativos que hablan de la dispersión geográfica y el impacto en los servicios de salud", agregó el mensaje.

"Las pruebas deben servir, ahora, para confirmar infecciones en nuevas áreas, para comprobar la existencia del virus en casos graves y en los fallecidos y, para monitorear la co-circulación del virus pandémico y de otros virus respiratorios", añadió.

Según Roses, "es muy importante que los países continúen fortaleciendo sus sistemas de vigilancia, analizando el comportamiento del virus, especialmente en los casos graves y de muertes, y compartan oportunamente esta información".

El mensaje, enviado desde la sede de la OPS en Washington, recuerda que desde el pasado junio la enfermedad se ha manifestado en 33 de los 35 países de la región.

El comunicado también subraya que la comunicación de riesgo es un elemento clave para responder a la pandemia y recomienda que "los mensajes al público deben ser veraces, coherentes, claros, concisos y oportunos".

La OPS considera que todos los países van a necesitar acceder a la vacuna contra la pandemia y los antivirales y apunta que se debe dar prioridad al tratamiento a los trabajadores de salud para evitar una merma en los recursos humanos necesarios para atender a la población.

EFE