Lactancia en el trabajo, sepa cómo es un lactario por dentro

Toda empresa grande debe contar con ellos: los lactarios, son espacios creados para que la madre dé de lactar a su bebé, asegurando la continuidad de esta alimentación única en esta etapa de la vida.

Muchas mujeres no pueden dar de lactar a sus hijos porque pasan la mayor parte del día fuera de casa trabajando, para evitar esto se crearon los lactarios, lugares que deben ser creados por los centros de labores para la sana practica de la lactancia materna.

Pero ¿cómo es un lactario por dentro?, RPP Noticias visitó el Instituto Nacional de Salud del Niño en el distrito de Breña para averiguar cómo funciona su lactario institucional.

Roberto Shimabuku director del Instituto dijo que si bien, un lactario está dentro de un trabajo, éste debe estar aislado de todo ruido, además de muy cómodo e higiénico. "Bueno más o menos es un espacio, no es rígido, de unos 10 metros cuadrados dedicados para el lactario", indicó. 

Además para el especialista "Debe tener sillones cómodos para que las madres sentarse y dar de lactar; un caño para lavarse las manos antes y después del procedimiento; jabón, toalla y una refrigeradora para guardar la leche del pecho cuando sobra, y puede guardarse para la siguiente lactada".        

La salud del bebé no debe esperar, la leche materna es el único alimento que debe consumir un niño, por ello el uso de los lactarios se convierte en esencial.

"Los niños tienen derecho a la lactancia materna, tienen derecho a recibir de las mamás, la leche de pecho que es alimento exclusivo del bebé hasta los seis meses" remarcó Shimabuku.

Finalmente hizo un llamado para que todos los centros de trabajo con al menos 20 mujeres en edad fértil, ya sean públicos o privados, deben colocar lactarios en sus locales.  

"Ellas pueden dejar el trabajo, acercarse al lactario, dar de lactar y regresar a trabajar; de repente en un turno de seis horas pueden regresar dos veces al lactario y eso ocurre cuando los bebés son muy mamoncitos", dijo.