Medio centenar de muertos por Gripe A en siete países latinoamericanos

Argentina, Chile, Uruguay, Brasil, Colombia, República Dominicana y Venezuela son los países afectados.

Más de medio centenar de personas han muerto este año y miles se han enfermado a causa de la Gripe A en Argentina, Chile, Uruguay, Brasil, Colombia, República Dominicana y Venezuela, según un recuento de las cifras oficiales y de organizaciones profesionales de estos países.

Las autoridades de Uruguay confirmaron el primer caso mortal de este año, mientras en Argentina se informó de que ya son once los fallecidos y en República Dominicana se han contabilizado ocho.

El Gobierno venezolano no informa de las muertes causadas por el virus H1N1, pero en un boletín oficial en mayo reportó 700 enfermos en lo que va de 2013 y representantes de la Sociedad Venezolana de Infectología aseguraron que se debe hablar de "epidemia".

Según esta última fuente, se han registrado al menos una veintena de fallecidos en el país a causa de la gripe A.

En Colombia, en los primeros cinco meses de 2013 se han registrado al menos ocho muertes como consecuencia del virus H1N1según el Instituto Nacional de Salud (INS), y en Chile, cuatro.

Hasta ahora esos son los únicos países que han informado de fallecimientos este año a causa de esta enfermedad detectada por primera vez en México en 2009.

Precisamente en este país se han reportado en lo que va de año solo 55 casos, gracias a que unas 22 millones de personas fueron vacunadas en la pasada campaña (octubre-marzo) contra las distintas variedades de la gripe, incluida la del virus H1N1.

La gripe A(H1N1) es una enfermedad respiratoria aguda causada por un nuevo virus de la gripe tipo A, concretamente por el subtipo H1N1, que se transmite de persona a persona.

Sus síntomas son similares a los de la gripe común o estacional y el contagio se produce principalmente a través de la tos y los estornudos de las personas infectadas, o al tocar algo contaminado por el virus y luego tocarse la boca o la nariz.

Por ello, para prevenir la propagación de la enfermedad se recomienda cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo al toser, y lavarse las manos regularmente.

Aunque el virus es de origen porcino, y de hecho, en un principio, se llamó gripe porcina -el 30 de abril de 2009 la OMS cambió esa denominación por la de gripe A(H1A1)-, no se tiene constancia de transmisión del animal al ser humano.

Las primeras vacunas fueron autorizadas en septiembre de 2009 en China, EE.UU., Australia y la Unión Europea, y cinco meses después se habían vacunado ya 300 millones de personas en el mundo, con un grado de efectividad, según la OMS de entre el 70 y el 75 %.

 EFE