|

Piel y verano: ¿Qué cuidados seguir para mantenernos saludables?

Por doctora Ana Gabriela Ramos. El factor que más daño produce en la piel es la radiación ultravioleta, que proviene fundamentalmente del sol y por lo que nosotros debemos ocuparnos de protegernos y lograr el buen cuidado de nuestra piel para mantenerla siempre sana.

El factor que más daño produce en la piel es la radiación ultravioleta, que proviene fundamentalmente del sol y por lo que nosotros debemos ocuparnos de protegernos y lograr el buen cuidado de nuestra piel para mantenerla siempre sana. | Fuente: AFP

Por dra. Ana Gabriela Ramos

Médico internista y directora Médica de Pacífico Salud EPS

El clima está cambiando y ya gozamos del sol y días de calor ¡Ya empezó el verano! Este cambio de temperatura nos lleva a utilizar ropa más ligera, sin mangas y exponernos a los rayos del sol, sea en nuestro día a día al caminar o cuando pasamos un día de playa, por ello debemos tomar conciencia de que nuestra piel esta más expuesta a las inclemencias del clima. El factor que más daño produce en la piel es la radiación ultravioleta, que proviene fundamentalmente del sol y por lo que nosotros debemos ocuparnos de protegernos y lograr el buen cuidado de nuestra piel para mantenerla siempre sana.

A continuación, compartimos algunas recomendaciones:

1. Protegerse del sol: es lo más importante y debemos hacerlo todo el año, con mayor énfasis en verano y en la playa. La exposición al sol no solo produce un envejecimiento acelerado y manchas en la piel, sino también conlleva a un aumento de riesgo de cáncer a la piel. La recomendación es utilizar un protector solar en crema, con factor de protección mínimo de 15, y aplicarlo cada 2 horas cuando estés en la playa, además no te expongas al sol entre las 10 de la mañana y 4 de la tarde por existir mayor radiación, utiliza sombreros, sombrillas o permanece en lugares con sombra.

2. Hidratarse: las altas temperaturas pueden causar deshidratación de nuestro cuerpo y de nuestra piel, por ello es recomendable beber abundante agua y aplicarse cremas humectantes después de haber tomado el sol y antes de acostarse, sin olvidar las zonas mas secas como los talones, codos y rodillas.

Con el incremento de la temperatura, aumenta la transpiración, por ello debemos mantener nuestra rutina de higiene diaria y también luego de sumergirnos en el mar o en la piscina, el exceso de humedad puede condicionar infecciones locales y dermatitis en zona de los pliegues cutáneos, para evitar ello debemos secarnos la piel suavemente con una toalla y dando pequeños toques para que quede algo de humedad en la piel.

 3. Llevar una dieta saludable: las verduras frescas y las frutas son un componente fundamental en la dieta del verano, ya que favorecen la hidratación del organismo, aportan vitaminas y, por tanto, también favorecen el bienestar de la piel.

Es importante cuidar a nuestros niños de los efectos del sol, para ellos recomendamos colocarle ropa de protección de manga larga y sombreros y aplicarles el protector solar en crema cada 2 o 3 horas. Con estas recomendaciones podemos gozar de nuestra época de verano a plenitud.

 

NUESTROS PODCASTS

Espacio Vital

¿Qué experiencias cuentan los pacientes que regresan de una experiencia cercana a la muerte?

La noción de experiencias cercanas a la muerte ha fascinado a la gente durante mucho tiempo. La idea es que algunas personas informan experiencias profundas después de despertarse de un paro cardíaco: su corazón se detuvo, recibieron RCP, finalmente se recuperaron y vivieron para contarlo.