Consumo de alcohol ocasiona deshidratación, advierten

Especialistas aseguran que al deshidratarse no solamente se pierde agua sino minerales que pueden producir cambios de carácter, calambres, mareos, fatigas, cansancio.

Contrariamente a lo que se piensa que la cerveza rehidrata a las personas en el verano, el endocrinólogo del Hospital Dos de Mayo, Hugo Arbañil Huamán, advirtió que su consumo produce deshidratación pues inhibe la hormona antidiurética, ocasionando que se expulsa más líquidos de los ingeridos. La producción de orina aumenta en 10 ml por cada gramo de alcohol ingerido.

“Se cree que las bebidas alcohólicas reducen la sed, en especial en verano, pero también es sabido que cuando se bebe la tendencia a orinar aumenta, esto porque el alcohol tiene un efecto diurético. Por ese mismo motivo al día siguiente la persona tiene mucha sed”, aseguró el especialista.

Al deshidratarse no solamente se pierde agua sino minerales que pueden producir cambios de carácter, calambres, mareos, fatigas, cansancio, aumento de frecuencia cardiaca, de temperatura corporal y nauseas. A largo plazo puede producir infección urinaria, formación de cálculos renales, estreñimiento, migraña y trastorno broncopulmonares. La sed es el último síntoma de deshidratación.

Arbañil señala que está demostrado que las bebidas con un contenido igual o mayor a un 4% de alcohol (una cerveza está en torno al 4.5%) retrasan el proceso de recuperación por su conocido efecto diurético.

“Es muy importante insistir en que la cuestión no es el tipo de bebida que se ingiere, sino la cantidad de alcohol contenido en la misma, cualquier bebida que lleve alcohol es siempre potencialmente peligrosa”, dijo.

El galeno explicó que se puede perder agua equivalente a un 1% del peso corporal. Los síntomas típicos de la resaca tienen relación sobre todo con la deshidratación. El endocrinólogo agregó que si se busca adelgazar se debe aumentar el consumo de agua y reducir el alcohol.

“Incluso cuando la persona está bien de salud, debe consumir mucho líquido todos los días y más cuando el clima es cálido o está practicando ejercicios”, recomendó el especialista.

Deportistas

El médico calificó como una mala práctica beber cervezas después de entrenamientos físicos, incluso si se consume en pequeñas cantidades, especialmente en verano o si lo hace un deportista ya que tiene efecto negativo sobre el rendimiento y favorece el riesgo de sufrir un golpe de calor.

“El consumo de alcohol previo a un partido provoca disminución de la reacción, de la coordinación ojo-mano y ojo-pie, de la precisión y del equilibrio. Si se hace tras un fuerte desgaste físico interfiere en la reposición de energía. Algunos estudios demuestran que los efectos negativos del alcohol persisten durante las siguientes 24 horas de su ingesta”, detalló Arbañil.

Síntomas

Algunos de los síntomas de esta deshidratación leve son: tener la boca pegajosa o reseca y la disminución, ausencia o concentración de orina (color amarillo oscuro).