Día de la Madre en tiempos de coronavirus: ¿Cómo impacta vivir esta fecha durante la cuarentena obligatoria?

En conversación con RPP Noticias, el psicólogo clínico y conductual, Jorge Huayhua y su colega, el psicólogo clínico de la PUCP, Christian Martínez Monge, comentan cómo impacta no pasar el Día de la Madre físicamente con nuestra madre. 

Christian Martínez asegura que no hay excusa para no celebrar el Día de la Madre ya que la tecnología nos ayuda. | Fuente: Freeimages

La pandemia del nuevo coronavirus ha cambiado los hábitos diarios de todos, desde hacer cosas simples como limpiar nuestra casa hasta ir a hacer las compras. A esto se le suma que los eventos han tenido que ser cancelados o llevados a cabo de otra forma (la mayoría a través de la tecnología) como el Día de la Madre.

En el Perú, esta fecha se celebra el segundo domingo de mayo y lastimosamente, no todos podrán pasar este día especial junto a ella. La tecnología ayuda mucho, pero no es lo mismo hablar por a través de un celular que darle un abrazo.

¿Qué pasará con las personas que no viven junto a sus madres o ellas fallecieron? El psicólogo clínico y conductual, Jorge Huayhua, conversó con RPP Noticias sobre los problemas psicológicos como estrés, apatía y miedo dependiendo de la situación emocional de cada persona.

DÍA DE LA MADRE EN CUARENTENA 

“La familia juega un papel importante, uno de los agentes más importantes es la madre. El individuo no solo aprende de los padres o hermanos, la manera en cómo corrige la madre es cómo el niño aumenta frecuencia en su comportamiento”, asegura.

Ante ello, el doctor Huayhua afirma que la ausencia de la madre genere una serie de problemas emocionales y más aún, si obligatoriamente tenemos que estar aislados y no podemos tenerla cerca.

“Desde muy pequeños formamos un vínculo estrecho muy importante con las madres, no solo es comportamental también es afectivo, emocional. Evidentemente, una persona que ha vivido una manera muy estrecha con su madre, y que de la noche a la mañana no la pueda tener a su lado, va generar un problema importante como emocionales, sobre todo a los niños y adolescentes”.

APOYO DE LA FAMILIA 

Sin embargo, asegura que esto no sucede en todos los casos ya que algunos cuentan con el apoyo del resto de los familiares:

“Existen niños que no han vivido con sus madres y sus padres o hermanos han sido apoyo emocional, entonces no hay problema. Acá quiero dar un consejo: usualmente, si un niño no tiene a su madre presente y el contexto social  o la familia cercana le van a tener lástima o le habla del hecho de no tener madre, evidentemente el niño va a aprender algo por lo que va tener que sufrir. Si somos familiares de un niño que no tiene mamá o no hay relación estrecha, lo peor que podemos hacer es hablarle mal, hablemos como si fuera una situación fortuita”.

El psicólogo Jorge Huayhua rescata la actitud de muchas personas que adoptan una conducta de resiliencia frente a la situación de no tener a su mamá en el Día de la Madre.

“Es decir, tienen ese poder de sobreponerte a situaciones altamente conflictivas. Si no han vivido con su madre durante un tiempo y estén presentes o no, es poco probable que genere un trastorno. Pero si hay quienes no han podido sobreponerse a la pérdida o ausencia de su madre, sí podrían sufrir un problema emocional que se refleje en un futuro. No va ser un trauma, pero ojo, depende mucho de la situación emocional de la persona”.

PLANTEAR OBJETIVOS 

En ese sentido, el psicólogo recomienda que las personas tengan objetivos en la vida ya que considera como soluciones para evitar el estrés o depresión: “Tienen que evaluar bien sus valores de vida haciéndose dos preguntas: ¿Qué es lo que más valoras de la vida?, y ¿qué conducta pueden hacer para llevar a cabo esos valores? A medida que lo identifiquen, allí se puede establecer conductas para conseguirlo”.

Huayhua puntualiza mucho los problemas que puede traer consigo el estrés en tiempos de coronavirus: “No solo está relacionado con índole mental, también biológicas, produce problemas digestivos, neurológicos, de sueño, cognitivos como la memoria y la concentración. Puede llegar a tener problemas peores que a largo plazo pueden traer problemas físicos en la personas”.

Como se sabe, el Día de la Madre es una fecha especial para muchos y el psicólogo clínico de la PUCP, Christian Martínez Monge, comenta cómo será esta fecha en plena cuarentena obligatoria.

"El ritual social de celebrar el Día de la Madre es una fecha muy importante, no en vano es una fecha que tiene más impacto social y hasta económico que el Día del Padre. La madre, socialmente, tiene un espacio muy significativo para todos en nuestra cultura. El hecho de celebrar a la mamá, se puede gestar desde el colegio, siempre será un ritual de mucha mportancia en nuestra sociedad peruana", afirma. 

Sin embargo, el especialista asegura que celebrar a nuestra madre generará un impacto grande en las personas y explica las razones. "El significado de la mamá a nivel social, donde incluso de mentar a la madre es de mayor ofensa, no existe mentar al padre, entonces esto ya nos habla del posible impacto que vaya a suceder de qué va pasar que no va a ver o abrazar a su mamá o pasarlo con ella en este día".

 

Antes de que la cuarentena obligatoria se alargara por unas semanas más, se pensaba que se levantaría el aislamiento antes del Día de la Madre. Sin embargo, si eso hubiera pasado, el contexto sería diferente.

"De hecho, una de las cosas que se tenía pensado desde ya, era qué iba a pasar si la cuarentena se levante antes del Día de la Madre, probablemente se sature las calles para buscar regalos o ir a visitarla. Va tener un impacto muy grande, pero va ser medido por cómo es la relación con tu mamá", asegura Christian Martínez.

No obstante, como también comentó su colega, el psicólogo Jorge Huayhua, depende mucho de cómo ha sido la relación que se haya tenido con la mamá ya que de eso dependerá el impacto en esta fecha.

"Por ejemplo, si estoy acostumbrado de coversar con mi mamá, entonces el impacto va ser menor porque hay un lazo que nos une constantemente de manera emocional, de prácticas, como conversar a diario, que va a amortiguar la distancia que nos separa, que es distinto a las personas que no suelen llamar continuamente a la madre y que solo se acuerdan de ella en cumpleaños o en estas fechas, pero depende de la relación que haya, si no fue la mejor, no será de mayor impacto".

 

A pesar de ello, Christian Martínez, psicólogo clínico, el segundo domingo de mayo ayudará a tranquilizar a las personas que no viven con su mamá porque saben que están resguardadas en su casa y podrán ver la manera de comunicarse con ella.

"Generará una especie de tristeza por no estar juntos con la mamá, sin embargo, va ayudar mucho a la tranquilidad el saber que nuestra mamá va estar bien porque está bajo los cuidados respectivos, porque vio la alternatia para abastecerse, etc. Va afectar emocionalmente en algo, el hecho de no pasar el Dia de la Madre por esta connotación, pero no es porque no queramos, sino por la coyuntura externa. La cuarentena no es pretexto par ano saludar a la mamá, hay que tener cuidado con no saturar las líneas". 

 

SIN EXCUSAS 

El especialista asegura que hay maneras de pasar el Día de la Madre con ella, no es excusa la cuarentena para hacerlo especial.

"Va ser necesario hacer algo para conectarme con mi mamá, de cualqueir forma. Si no está viva, de repente le rezo, la pienso, busco fotos, la recuerdo, es una forma de tenerla presente. Si está viva pero no puedo verla por la cuarentena, hay maneras, puedo preparar algo distinto en nombre de mi madre para celebrarle o almorzamos virtualmente juntos, hay alternativas. Es un ritual el Día de la Madre, un rito es aquello que nos organiza psiquicamente, este hará que un día sea diferente al otro".

Con respecto a la cuarentena obligatoria, Martínez ve como lado positivo el estrés ya que nos permitirá enforcarnos en lo realmente importante.

"El estrés es bueno porque nos va a preparar para enfrentar las situaciones, el tema es cómo yo manejo el estres y las causas son muy diversas y en este lado nos estamos focalizando no la COVID-19 sino la consecuencia de ello, cómo enfrento la carga laboral más larga, cómo me organizo en lo doméstico y cómo influye económicamente", finalizó.