Gustavo Cerati, Lucha Reyes, Metallica y muchos otros artistas dedicaron canciones a sus madres, en distintos contextos. | Fuente: Oficial

Debido a la pandemia y la cuarentena obligatoria, la COVID-19 ha alterado los planes de todos y más aún en Día de la Madre. Todos estamos acostumbrados a almorzar y pasear con nuestras madres en su día, sin embargo, este domingo 10 de mayo las calles deberán (y esperamos que lo estén) vacías.

No obstante el aislamiento social no debería ser impedimento para festejar a nuestras progenitoras por su día. Así que, realizando compras con responsabilidad y anticipación, se puede tener un almuerzo digno de una celebración. Preparado por los hijos, nietos y padres, obvio.

Muchos otros pasan este aislamiento sin sus madres cerca, así que una videollamada en momentos claves es una buena manera de celebrar el Día de la Madre.

Seas de los que la tienen cerca, la tienen lejos, o lamentablemente la vieron partir, no existen dudas de que la música es una gran forma de evocar a tu madre, recordarla o agradecerle. En la historia de la música, todos los géneros han dedicado obras a la memoria de las mamás, porque son una de las mayores inspiraciones que existen.

A la inspiración que provocan nuestras madres, publicamos esta selección de canciones, de géneros que van desde el metal hasta el folklore peruano, para que puedas expresarle a tu mamá todo el amor que sientes por ella.

Comencemos...

Amor eterno - Juan Gabriel

La canción más dedicada, recordada, cantada, reproducida y llorada en esta época. El canto de lamentación de Juan Gabriel, tras la muerte de su madre en 1974 cuando se encontraba de gira por Acapulco. De esta experiencia nació una de las canciones más emocionantes para dedicar a la madre que partió de este mundo pero vive en nuestro corazón.

"Y aunque tengo tranquila mi conciencia, yo sé que pude haber yo hecho más por ti. Oscura soledad estoy viviendo yo, la misma soledad de tu sepulcro, mamá..."

Mama said - Metallica

Los amantes del rock y el metal tienen en "Mama said" de Metallica,su himno por estas fechas. Este tema fue compuesto por James Hetfield, quien tenía una relación conflictiva con su madre por sus creencias religiosas. Ella murió de cáncer cuando él tenía 16 años, decidida a no usar medicamentos pues creyó que Dios la iba a salvar. La canción evoca a un hijo rebelde que sigue su camino, pero inevitablemente regresa a ver a su mamá y ella está muerta. 

"Necesito la bienvenida de tus brazos, pero todo lo que veo es una fría piedra..."

Madre querida - Manuelcha Prado

Canción perteneciente al disco "Madre andina", del reconocido guitarrista Manuelcha Prado. La canción se lanzó como parte del álbum en 2007 y la letra fue escrita por Virgilio Calle. 

"Recuerda madre, allá en el cielo, de este tu pobre hijo. ¿Por qué permites que llore tanto en este mundo de falsedades...?"

Zona de promesas - Soda Stereo

La única canción que Gustavo Cerati escribió para su madre, Lilian Clark, aquella mujer que durante cinco años cuidó de su hijo con la esperanza de que despertara del coma: nunca sucedió. "Zona de promesas" fue publicada en 1993 en el EP del mismo nombre, que incluye remixes de las canciones más populares de la banda. En una entrevista, 'Gus' contó que la escribió con mucha emoción porque se la dedicaba a su madre y la letra fluyó de forma automática. Mercedes Sosa regrabó esta canción para su disco "Cantora" de 2009 y la interpretó a dúo con el mismo Cerati.

"Mamá sabe bien. Pedí una batalla. Quiero regresar solo a besarla..."

Por siempre tú - Christina Aguilera

El sencillo del disco debut de Christina Aguilera es una oda a las madres que son el pilar de sus hijos. El tema es una versión al español de "Turn to you", versión original que interpretó el grupo "All 4 one" y escrita por Diane Warren en 1996. Aguilera realizó su propia versión en inglés, pero fue la adaptación al español que se convirtió en todo un éxito para el mercado hispano. El videoclip es la muestra clara de ese amor de madre que apoya y acompaña en los momentos más difíciles.

"Eres mi protección, mi sostén frente a todo, mi mejor opción. Por siempre tú. Mi poder, mi valor, a través de lo peor. Mi gran amor aún, por siempre tú..."

Julia - The Beatles

La primera canción ─de tres─ que John Lennon escribiera a su madre, Julia Lennon, quien contribuyó en su gusto y afición por la música (fue quien le compró su primera guitarra), pero no pudiera hacerse cargo de él, por lo que lo encargó con su tía Mimi Smith, quien luego le quitó la custodia de su hijo. Los años adolescentes de John Lennon y la formación de The Quarrymen, antes de The Beatles, se pueden ver en la película Nowhere Boy de Sam Taylor-Wood.

Este tema es un canto a la memoria de Julia a diez años de su muerte, durante la visita de Los Beatles a la India, donde fueron a estudiar con el Maharishi Mahesh Yogi. En la canción, Lennon le escribe a Julia para poder llegar a ella. La pieza formó parte del White Album de 1968.

"Julia, Julia luna de mañana, me toca. Entonces canto una canción de amor, Julia. Cuando no puede cantar mi corazón, solo puedo decir lo que pienso, Julia..."

Cabellitos de mi madre - Carmencita Lara

La inmortal voz de la música criolla, los valses y los huaynos, Carmencita Lara, interpreta la primera versión de "Cabellitos de mi madre", compuesta por el Dr. Elisbán Lazo Álvarez, y que fue publicada en el disco "Alma herida" de 1974 (editado por Odeon del Perú, del sello matriz IEMPSA).

Todos en algún momento han llegado a esta canción que evoca la nostalgia de un hijo que está lejos de su progenitora y añora el retorno al hogar materno.

"Hoy que estoy tan triste, quiero a mi madre juntito estar. Pero, ¡ay no puedo! estoy tan lejos, solo me queda, solo llorar..."

Hard to find the words - Cinderella

En 1994, la banda de hard rock Cinderella lanzó su infravalorado disco "Still climbing", que pasó desapercibido por la industria en medio de la vorágine comercial del grunge. De este álbum se desprende la canción "Hard to find the words", la misma que el cantante de la banda Tom Keifel escribió a su madre Adrienne, luego que esta muriera de cáncer meses atrás.

Adrienne fue la impulsora de que Tom termine sus estudios secundarios, pues ante la negativa del joven por terminar el colegio y querer ser una estrella de rock, ella lo "sobornó" diciéndole que si se graduaba en la escuela, ella le regalaría una Gibson Les Paul. Así inició todo.

"Nunca te he oído quejarte. Cuando me miro en el espejo hoy, me pregunto ¿podría ser tan fuerte?, ¿podría dar tanto por alguien, cómo tú me lo diste?"

Mi novia se me está poniendo vieja - Ricardo Arjona

Para todos, nuestra madre siempre será el primer amor. Esto lo recordó Ricardo Arjona en su disco "Independiente" de 2011, con la canción "Mi novia se me está poniendo vieja" que fue dedicada a su madre Noemí Morales. La letra es la descripción de ese amor a una madre que no cela, no juzga y es incondicional.

"Me quiere igual si voy de guerrillero o gano el premio Nobel de la paz. Le da igual si voy de último o primero, si estoy de conformista o de tenaz (...) No hay curva que me aleje de mi novia. Si nunca hubo en sus labios un quizás. Y aunque la analogía ya es tan obvia, sabrás que te hablo sólo a ti, mamá"

Feliz día, mamá - Tres de Corazón

La cotidianidad es uno de los temas más interpretados por la banda de punk rock colombiano. De su disco "Cien por ciento" de 2005, la banda de Medellín le dedicó este canto punker a todas las madres de Latinoamérica. En 2017, repitieron un homenaje a la madre fallecida de su baterista Pipe Muñoz con la canción "Hijo de la luz del mar" (puedes escucharla aquí).

"Y si algún día salgo a trabajar y me demoro, no te preocupes, mamá. Es que estoy consiguiendo el cielo para que nunca te me vayas para allá. Y si es de día o de noche y yo no llego, no te preocupes, mamá. Estoy trayendo el sol y la luna, porque siempre te los quise regalar..."

Una carta al cielo - Lucha Reyes

En 1971, "La morena de oro del Perú" publicaba uno de los trabajos más emotivos de su discografía. Bajo la dirección musical del maestro Rafael Amaranto, "Una carta al cielo" vio la luz, y dentro de ese disco, la canción del mismo nombre con la letra de Salvador Oda sigue haciéndonos estallar en llanto a casi 50 años de su publicación. La canción cuenta la historia de un niño que roba un ovillo de hilo para enviar en su cometa, una carta al cielo, donde está su madre fallecida. Si solo leerlo, te conmueve, espera a escucharlo en la voz de la inmortal Lucha Reyes.

"Robé un ovillo de hilo, para asi hacer llegar a mi blanca cometa, hacia el azul del cielo, allá donde se ha ido, mi adorada mamá. No ven que hay una carta, prendida en mi juguete. Perdónenme si en ella, yo quise preguntar: '¿Por qué, mamita linda? ¿Por qué te fuiste lejos dejándome tan solo, con mi pobre papá?"

El retrato de mamá - Héctor Lavoe

'El cantante', además de ser una leyenda de la salsa, hizo lo suyo con los boleros. En 1979, bajo la producción de Willie Colón y el auspicio de La Fania Récords publicó el disco "Recordando a Felipe Pirela", un homenaje al bolerista venezolano. De ahí se desprende la desgarradora "El retrato de mamá", una historia de reprendimiento a un hermano que denota opulencia pero en su lujosa mansión no tiene ni siquiera una foto de su abnegada madre, quién se sacrificó para que el hijo ingrato pueda tener estudios.

"Ni siquiera, te sobro delicadeza, para poner en la casa el retrato de mamá. Desde el cielo, ella te ve y te perdona, pero yo que soy tu hermano, no te puedo perdonar. Y dime, ¿por qué entre tantas alhajas, falta la joya más cara? El retrato de mama..."

Canto a la madre / Canto a la muerte - Rubén Blades

Dentro del álbum "Amor y control" de Rubén Blades junto a los Seis del Solar se desprenden estas bellas piezas, dedicadas a su madre, la actriz de radionovelas Anoland Díaz. Tanto "Canto a la madre" como "Canto a la muerte" están amalgamadas en una misma historia: el reconocimiento de Blades al amor de su madre y su reclamo a la muerte por habérsela llevado.

El mismo Rubén Blades contó en una entrevista que fue en el año 1992 que escribió el disco cuando llevó a su mamá a vivir junto a su familia en California. Los médicos habían dicho que su estado era terminal y solo le dieran una mejor calidad de vida. Blades se resistió a aceptar esto, y empezó a escribir "Amor y control", lamentablemente su madre murió antes de escucharlo.

"No te alegres, Muerte, hoy con tu victoria pues mi madre vive toda en mi memoria. No te enorgullezcas si me ves llorando, yo no me avergüenzo de estarla extrañando. Me ha enseñado, Muerte, a no tenerte miedo. Mi querida vieja se fue combatiendo..."

Por el amor a mi madre - Ángeles Azules

El grupo mexicano de la familia Mejía Avante pone la cuota cumbiera con "Por el amor de mi madre", single de su disco "Alas al mundo", publicado en julio de 2002. La canción representa al hijo caído en vicios que se arrepiente ante su madre.

"Sus lágrimas no me dolían, sus consejos no los oía, su enfermedad no le entendía, porque el dolor yo no lo sentía. Ya no beberé, rebelde no seré y me cuidaré. Ni vicios no tendré. Yo quiero cambiar, por ese gran amor que es el de mi madre..."

 

Madrecita linda - Jaime Guardia (Lira Paucina)

Un tema clásico del folklore ayacuchano no podía faltar en este recuento, y nada menos que bajo la composición del fallecido maestro charanguista, y amigo íntimo del escritor José María Arguedas, Jaime Guardia Neira.

"Madrecita linda" es uno de los temas que se desprenden del cancionero tradicional de "La Lira Paucina", aquella emblemática agrupación que formó en los años 50 junto a Jacinto Pebe y Luis Nakayama Acuña. 

"En las alas de la muerte te fuiste hacia la eternidad a no volver nunca. Esa dulzura de tus palabras y el calor de tu cariño no encuentro..."

BONUS TRACK

Perdóname - Camilo Sesto

Corría enero del 82. Camilo Blanes, conocido mundialmente como Camilo Sesto se presentaba en el Auditorio de Palma de Mallorca y en medio de su show busca a su madre, Joaquina Cortés, en el tumulto de público. Se para muy seguro y anticipa que le dedicará "su mejor canción" para "ella solita". La orquesta empieza a tocar "Perdóname" y a 20 segundos después, Camilo Sesto ya era una sopa de lágrimas, voz entrecortada y la discapacidad de interpretar su propia canción.

Nunca se supo la verdadera razón que lo llevara a quebrarse en el escenario con aquella canción, pero cinco meses atrás su adorado padre había fallecido. Camilo Sesto, como todo hijo que siente que nada de lo que haga será suficiente para agradecer a su madre, entregó uno de los momentos más emocionantes de su carrera y sus shows en vivo.

Como escribió la web del medio español ABC en su momento: "semejante performance no se ve ni con Rosalía".

¿Qué opinas?