La monogamia no es natural, es una elección

Hay un acuerdo social e incluso la seguridad legal juega un papel importante para decidirse por ser fiel a una pareja.
  • La monogamia es un pacto, un acuerdo social.

"La monogamia no es natural", aunque esa sea una frase polémica recientemente dicha por la actriz de Hollywood Scarlett Johansson, no contradice el argumento de la ciencia. Es cierto, el hombre, que pertenece al reino animal, por naturaleza no mantenía un vínculo sexual exclusivo con una pareja.

Los estudios evolucionistas dan cuenta que al principio, el ser humano empezó a poblar el mundo, bajo la premisa de que macho y hembra podían reproducirse juntos.

"Por economía social y por administración, se empiezan a poner reglas de convivencia en la sociedad: ser monógamo, es decir, tener una sola pareja para crear una familia", explica el sexólogo peruano Christian Martínez.

De acuerdo a un artículo publicado en la revista Nature Communications, con la práctica de la agricultura las sociedades pasaron de la poligamia a la monogamia impuesta socialmente, pues en los grupos más grandes era más fácil que se vuelvan endémicas las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) y había un impacto en la fertilidad.

La gran mayoría no ha sido exclusivamente de una sola persona en toda la vida, esa es una de las señales de que el ser humano tiene una predisposición a tener varias parejas

.

Los amigos con derechos solo buscan la intimidad sexual e imponen sus propias reglas de convivencia. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Con los años todavía hay culturas que consienten la poligamia y hay otros Estados como el peruano, que dan protección legal y jurídica a las relaciones monógamas. Algunos optan por este tipo de vínculo para obtener esta seguridad.

"La monogamia es un pacto, un acuerdo social. Se le promete a la pareja serle fiel y funciona", dice Martínez. Entonces, ¿por qué ocurren tantas infidelidades?

"Se nos ha enseñado que la pareja afectiva, es decir, con quien se tiene intimidad y amas, también debería ser la pareja sexual; pero sabemos que lo sexual es totalmente distinto al amor. De allí que algunos tienen relaciones sexuales ocasionales sin estar enamorados", responde el también psicólogo clínico.

No se trata de defender las relaciones clandestinas, pero ahí encontramos la explicación de por qué durante nuestra formación en sociedad se nos ha interiorizado los valores de la lealtad y la fidelidad, muchos aceptan estas convenciones y las insertan en sus estilos de vida. "Están los que se juran fidelidad, porque se comprometen a tal nivel de renuncia y a la posibilidad de tener varias parejas. Eso es interesante".

Por el contrario, también están los amigos con derechos que deciden romper con las formalidades y solo buscan la intimidad sexual, imponiendo sus propias reglas de convivencia. "Los acuerdos tienen que ser hablados y venir de ambos lados", concluye el experto.

Están los que se juran fidelidad, porque se comprometen a tal nivel de renuncia y a la posibilidad de tener varias parejas. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images