¿Qué hago si mi perro es envenenado?

A propósito de un lamentable caso de envenenamiento de perros en Santa Anita, el veterinario Eduardo Rondón nos dice cómo podemos auxiliar a nuestra mascota.

No le des aceite, porque puedes provocarle una neumonía al perro. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Si tu perro presenta vómitos, salivación excesiva, temblores musculares, diarreas, incoordinación al caminar y parece ido, ¡cuidado!, esos son signos de un posible envenenamiento.

Con cierta frecuencia nos enteramos de noticias lamentables sobre la muertes de canes por esta causa, por eso en esta oportunidad el médico veterinario Eduardo Rondón nos explica cómo podemos auxiliar a nuestra mascota.

Evita darle aceite

Si bien en un reciente caso ocurrido en Santa Anita, una perrita logró salvarse de morir envenenada gracias a que sus dueños le dieron a beber aceite, este es un producto que puede tener un efecto contrario.

El doctor Rondón nos dice que el aceite puede ir al pulmón, y entonces la situación se complica a no solo un cuadro de envenenamiento sino que además se provocaría al perro una neumonía por aspiración.

Así le puedes salvar la vida

Ante un caso de envenenamiento, el veterinario recomienda darle sal al perro, no aceite. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Un buen puñado de sal bajo la lengua de tu mascota sirve para inducirla al vómito. El mismo efecto conseguirás si le das dos cucharadas de agua oxigenada.

Recuerda que debes buscar la ayuda inmediata de un veterinario, pero si estás en un lugar alejado o en una zona de provincia, donde no abundan estos especialistas; también puedes utilizar pan quemado o carbón vegetal. Esos dos elementos servirán para absorber la toxicidad de los pesticidas (organofosforados), frecuente causa de contaminación de los perros de campo.

Y si el veneno fue absorbido por la piel, puedes bañar al can o ponerlo en una tina con agua. 

Pero si eres consciente de que el envenenamiento fue con un caracolicida (para el control de plagas), lo mejor es que lleves la bolsa del producto, para que el veterinario se informe mejor contra qué está lidiando.

Es muy importante que un veterinario revise a tu perro, porque los síntomas del envenenamiento pueden volver. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Ten en cuenta

Generalmente el veterinario ya no considerará necesario un lavado gástrico si el perro logró vomitar, y además porque seguramente ya absorbió parte del producto.

"Lo que se hace es una terapia de sostén", señala Rondón, quien aconseja que el perro quede internado por un promedio de tres días, pues los síntomas pueden regresar y lo mejor es que sea atendido por el especialista.

Finalmente, no olvides que un perro envenenado es un paciente en estado crítico que está en un riesgo muy grande de morir y siempre asegúrate de que sea atendido por un profesional de garantía.

¿Qué opinas?