Por qué Lula no va a prisión pese a haber sido condenado por corrupción

El juez Sergio Moro, quien condenó al expresidente brasileño por un soborno vinculado a la trama Lava Jato, explicó por qué no ordenó prisión cautelar.

Lula da Silva es el primer presidente de la historia de Brasil en ser condenado a prisión. | Fuente: EFE | Fotógrafo: Paulo Fonseca

Lula da Silva fue condenado, pero al menos por ahora, no irá a la cárcel. El expresidente de Brasil fue condenado a más de 9 años de prisión por corrupción y lavado de dinero. Sin embargo, el juez federal Sergio Moro, quien emitió la sentencio no ordenó una prisión cautelar para el expresidente para evitar “ciertos traumas”.

"Considerando que la prisión cautelar de un expresidente de la República no deja de envolver ciertos traumas, la prudencia recomienda que se aguarde" al juicio en segunda instancia, "antes de extraer las consecuencias propias de la condenación", expresó Moro, quien condenó a Lula a nueve años y medio de cárcel. Si la sentencia se ratifica en esta segunda instancia, Da Silva tampoco podrá volver a postular a la presidencia en el 2018.

Apelación en libertad. La condena, por asuntos vinculados a la gigantesca trama de corrupción que operó durante décadas en Petrobras, conocida como Lava Jato, es la primera que recibe el expresidente. También responde en otras cuatro causas penales. Moro, el responsable de las investigaciones, encontró a Lula culpable de los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero. Sin embargo, el juez, a diferencia de otras sentencias en las que decretó la detención y prisión preventiva del condenado, decidió que Lula "podrá presentar su apelación en libertad".

Moro aseguró que "con los episodios de orientación a terceros para la destrucción de pruebas (que atribuye a Lula), hasta habría cabido decretar la prisión preventiva", pero aclaró al final no lo hizo por "prudencia". El caso por el que Lula fue condenado se refiere a un soborno de la empresa OAS mediante la reserva y reforma de un apartamento en el balneario de Guarujá (Sao Paulo) y el pago del almacenamiento de regalos recibidos durante su gestión (2003-2010). Moro justificó el primer caso, pero lo absolvió en el segundo por falta de pruebas. (Con información de EFE)

El juez Sergio Moro, a cargo de Lava Jato, fue quien condenó a Lula. | Fuente: AFP | Fotógrafo: PATRICIA DE MELO MOREIRA
Los brasileños marcharon a favor y en contra de la condena a Lula. | Fuente: AFP | Fotógrafo: SERGIO LIMA
0 Comentarios
Valora la nota:Por qué Lula no va a prisión pese a haber sido condenado por corrupción
¡Excelente!
Valoración Total
5/5
¿Qué opinas?