madre e hijo
Durante los primeros tres años de vida, los niños y niñas desarrollan bases físicas, sociales y emocionales que usaran durante toda su vida. | Fuente: Shutterstock

RPP ha mantenido a la primera infancia dentro de su agenda desde hace diecisiete años. Empezó con la campaña “Manos limpias, niños sanos” y hoy, con el compromiso de la Sociedad Nacional de Pesquería, lanza la segunda edición de la campaña “Desarrollo Infantil Temprano”, para evidenciar lo que está ocurriendo con la primera infancia durante este contexto sin precedentes, haciendo énfasis en la importancia de reanudar la lucha contra la anemia, la desnutrición crónica infantil y sensibilizar sobre el apego.

“La pandemia ha invisibilizado los esfuerzos. Necesitamos evidenciar dónde estamos hoy, porque las cifras están dispersas y parte de nuestra labor será ponerlas en la mesa para discutir qué podemos hacer. Además de dar consejos prácticos a padres, madres y cuidadores sobre prevención de la anemia y cómo generar un buen vínculo emocional con sus hijos”, explicó Frida Delgado Nachtigall, directora de Medios de Grupo RPP, durante el lanzamiento de la campaña en el programa Ampliación de Noticias.

 

Por su parte, Cayetana Aljovín, presidenta de la Sociedad Nacional de Pesquería, agregó que no vamos a poder lograr un Perú competitivo y productivo, con oportunidades para todos, si aún tenemos niños con anemia. “Lo que no queremos es que el tema permanezca en la oscuridad. Que tomemos nuevamente conciencia de lo importante que es actuar todos contra la anemia y desnutrición crónica”, mencionó.  

A lo largo de siete semanas, se compartirá contenido a través de las distintas plataformas del Grupo RPP con información útil que contribuya a mejorar el desarrollo en la primera infancia, además de herramientas para que, con el apoyo de todos los peruanos y peruanas, más niños y niñas tengan mejores oportunidades de crecimiento.

“Ya se están reactivando los programas de vacunación, de control de crecimiento y desarrollo, así como programas de acompañamiento a padres en casa. Pero queremos ayudar a acelerar el proceso”, agregó Frida Delgado.

¿Qué está pasando con la primera infancia en la pandemia?

La pandemia ha alterado la vida de la ciudadanía y, sobre todo, ha generado desafíos importantes para la primera infancia, una etapa que merece especial atención por ser determinante en el futuro de todas las personas y también para el desarrollo del país. De hecho, para el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), los niños y niñas que no tienen un desarrollo saludable a temprana edad tienen mayor riesgo de dejar la escuela y de involucrarse en actos ilegales.

Los problemas nutricionales, por su parte, son un problema de salud pública a nivel global y hasta el 2019, en nuestro país, el 40.1% de niños y niñas menores de 3 años tiene anemia y el 12.2% menores de 5 años sufre de desnutrición infantil crónica. Una situación preocupante en un contexto de pandemia donde, según el Programa Mundial de Alimentos, más del 70% de los peruanos ha visto afectada su capacidad para adquirir alimentos y acceder a los nutrientes necesarios durante el confinamiento.

Por otro lado, las medidas para frenar el avance de la COVID-19 como el aislamiento social y las restricciones para disfrutar del espacio público han cambiado también la manera en que se lleva a cabo el desarrollo cognitivo, físico y emocional de los más pequeños, además de su relación con el entorno. Ahora, padres, madres y cuidadores se encuentran frente a nuevos retos para criar a los menores mientras lidian con las preocupaciones de la nueva convivencia.

 


Es importante resaltar que el 43% de los peruanos piensa que la edad en la que niños y niñas desarrollan la capacidad de aprendizaje es entre 3 a 5 años. Según UNICEF, la etapa más importante en el desarrollo cerebral de los niños es de 0 a 3 años, pero solamente el 25% de padres cree eso.

Con este esfuerzo en conjunto para promover una infancia saludable se espera que los más pequeños puedan obtener las habilidades necesarias para alcanzar sus metas más importantes, pues desde la lactancia y a lo largo de todo su desarrollo, lo que les damos hoy, les dura toda la vida.