El incendio es un fuego no controlado y de grandes proporciones, que puede presentarse de manera súbita o gradual.
El incendio es un fuego no controlado y de grandes proporciones, que puede presentarse de manera súbita o gradual. | Fuente: Shutterstock

Solo entre enero y abril de este año se atendieron 3,440 emergencias por incendios en todo el país y 2,147 de ellas se registraron en Lima, Callao e Ica, según datos del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú. Pero ¿por qué ocurren con más frecuencia en zonas urbanas? Las estadísticas indican que los incendios en estas zonas son inducidos principalmente por la acción humana o están relacionados con la tecnología; es decir, cuando hay fallas eléctricas, manipulación inadecuada de líquidos inflamables, fugas de gases combustibles, acumulación de basura, velas y cigarros mal apagados, artefactos en mal estado, entre otros.

Los incendios urbanos pueden presentarse de manera súbita o gradual en instalaciones, almacenes, fábricas, casas o edificios y, por lo general generan daños materiales, lesiones o pérdida de vidas humanas y deterioro del ambiente. Para prevenir incendios, es importante conocer que estos se producen cuando se juntan los siguientes elementos:

Combustible: cualquier cosa que se pueda quemar, como madera, papel, artefactos eléctricos, muebles, entre otros.

Calor: algún objeto o aparato que pueda producirlo. Por ejemplo, mecheros, encendedores, fósforos, corriente eléctrica, etc.

Oxígeno: está en el aire que respiramos.

Estos tres elementos forman lo que se denomina “triángulo del fuego” y basta con que uno se extinga para que el fuego se apague.

¿Cómo prevenir un incendio?

La gran mayoría de los incendios en casa y edificios de vivienda son provocados por descuidos en el uso del fuego o por falta de mantenimiento del sistema eléctrico y de gas. Por ello, es necesario revisar las instalaciones eléctricas periódicamente y arreglar cualquier desperfecto que haya en enchufes y cables apenas sean detectados.

Además, los expertos recomiendan contar con suficientes contactos para la toma de corriente en cada ambiente o habitación con el fin de prevenir sobrecargas. De igual forma, si no se sabe cómo reparar instalaciones eléctricas o aparatos eléctricos, evitar manipularlos y consultar con un especialista que conozca las medidas básicas de seguridad.

En el caso de los incendios ocasionados por gas, se recomienda mantener alejadas las estufas y los calentadores de gas al menos a un metro distancia de objetos que puedan quemarse, como tapicerías, cortinas, ropa tendida, entre otros. Tampoco dejar encendidas velas sin vigilancia o mientras se duerme.

Antes de salir de casa o de acostarse, recuerda verificar que no esté encendido ningún aparato que pueda originar un incendio, ya sea eléctrico o de gas.

Parte de los incendios que se producen hoy en los hogares son causados por sobrecargas eléctricas.
Parte de los incendios que se producen hoy en los hogares son causados por sobrecargas eléctricas. | Fuente: Shutterstock

Incendios en zonas comerciales

Por otra parte, en nuestra ciudad hay gran cantidad de galerías y centros comerciales muy concurridos pero que muchas veces no reúnen las condiciones necesarias de seguridad y ponen a la ciudadanía en riesgo. Uno de los incendios de mayor impacto desencadenados en una zona comercial fue el de “Mesa Redonda” (29 de diciembre de 2001), el cual se extendió velozmente a cuatro manzanas a la redonda, destruyó cinco galerías y dejó un saldo oficial de 277 muertos y 180 desaparecidos.

Del registro de grandes incendios en el Cercado de Lima, la mayoría han ocurrido en las zonas comerciales del Centro Histórico de Lima, según el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (CENEPRED) y la Municipalidad Metropolitana de Lima. Esto se debe a que en la zona se conjuga una serie de características que influyen en la generación y propagación de los incendios urbanos como la alta concentración de establecimientos comerciales (galerías, mercados, restaurantes, vendedores ambulantes formales e informales) y la presencia de locales que funcionan en casonas coloniales y republicanas construidas con materiales como la quincha, madera y adobe.

Además, en el momento de un incendio, las calles estrechas y tugurizadas dificultan el acceso de vehículos de ayuda como bomberos y ambulancias en caso de emergencias.

El pasado 29 de diciembre se cumplieron veinte años de la tragedia en la zona comercial de Mesa Redonda, en el Centro de Lima.
El pasado 29 de diciembre se cumplieron veinte años de la tragedia en la zona comercial de Mesa Redonda, en el Centro de Lima. | Fuente: El Peruano

Para prevenir un incendio en zonas comerciales, es esencial que cada negocio se preocupe por tener un local en buenas condiciones, con revisiones periódicas del sistema eléctrico y de gas. Del mismo modo, se deben tomar todas las precauciones requeridas si se trabajan con materiales inflamables como cartones, hilos, telas, productos de limpieza, entre otros.

El personal de seguridad que labore en este tipo de galería debe contar con la información completa y oportuna respecto de lo almacenado y con los equipos de extinción de incendios, proporcionales al volumen del material combustible custodiado, así como con el equipo de protección personal adecuado. Asimismo, deben recibir entrenamiento periódico y conocer los procedimientos de evacuación previamente acordados con el personal de Defensa Civil, establecido en su Plan de Emergencia.

Recuerda que, tanto en casa como en tu negocio, debes tener una lista de números de emergencia en un lugar visible y, en caso de un incendio, puedes comunicarte con los bomberos marcando el 116.

RPP y Pacífico Seguros presentan la segunda etapa de la campaña Comunidad Segura, que estará orientada a brindar al público información sobre cómo evitar un incendio en nuestros hogares o negocios, y cómo reaccionar de manera adecuada en caso ocurra uno. Educándonos en prevención de riesgos, podremos vivir en comunidades más seguras.