Descubierta una rata gigante que trepa árboles y rompe cocos con sus dientes

Esta es una especie de rata cuatro veces mayor que sus colegas urbanas. La Vika vive oculta en la selva de las Islas Salomón.
Ilustración de la Vika (Uromys vika) | Fuente: Velizar Simeonovski, The Field Museum

(Agencia N+1 / Daniel Meza). Tras años de exhaustivas investigaciones y búsquedas, expertos mastozoólogos consiguieron comprobar la existencia de una rata gigante que mora en árboles y podría romper cocos a mordiscos en Islas Salomón, un país insular en Oceanía. Los expertos escucharon del animal por primera vez en el 2010 y fue desde entonces que iniciaron esta búsqueda en competencia contra la feroz deforestación en el hábitat de dicha especie.

Los lugareños hacían mención a la rata como vika, palabra que significa "rata gigante que come cocos", según un diccionario de palabras locales. La nueva especie fue nombrada Uromys vika. La rata fue descrita al detalle en una investigación publicada en el Journal of Mammalogy. Es la primera rata descubierta en 80 años en las Islas Solomon. Podría sonar a desinterés o descuido por conocer la fauna de estos rincones del mundo, pero la verdad es que no sería justo: estos ejemplares son realmente difíciles de encontrar, explican los autores del paper.

Cráneo de la Uromys vika. | Fuente: The Field Museum

Descubrimiento. Todo empezó cuando un miembro del equipo de investigación, Tyrone Lavery, visitó la isla Vangunu en el 2010, a poco tiempo de haber empezado su doctorado. Los lugareños le contaron que existían un tipo de ratas trepadoras de árboles a las que llamaban vika, por lo que Lavery se preguntó si se trataba de una nueva especie o de ratas comunes. Buscarlas fue particularmente difícil, debido a que no solo se debía considerar mirar hacia el suelo, sino también hacia árboles de hasta 9 metros de altura.

Finalmente, una de las ratas fue vista escabulléndose de un árbol caído. Considerando que hay 8 especies conocidas de ratas nativas en las Islas Salomón, y mirando sus características craneanas, la científica inmediatamente descartó algunas. Posteriormente, comparó los registros gráficos del espécimen con colecciones en museos, contrastó los ADN de las ratas nuevas contra los de sus parientes, y así, Lavery pudo confirmar que la rata gigante era efectivamente una nueva especie. Uromys vika fue el nombre que recibió en honor a su denominación local. Los autores destacaron la colaboración con los locales como crucial para este descubrimiento.

Características. Las vika son mucho más grandes que la rata negra que se esparció por el mundo con la colonización Europea. Mientras los roedores de callejones en ciudades pesan unos 200 gramos, las ratas de las Islas Salomón pueden ser cuatro o cinco veces lo que sus parientes, pesando hasta 1 kilogramo. Desde su hocico hasta la punta de su cola, las vikas pueden llegar a medir hasta medio metro.

Pese a que aun no fueron vistas abriendo cocos, tienen una obsesión por hacer huecos redondos en nueces para llegar a la parte comestible. La historia evolutiva de estos roedores podría haber empezado arrastrándose hacia la vegetación, y una vez allí, habrían desarrollado su habilidad trepadora, algo totalmente distinto a lo ocurrido en los continentes.

Nueces con la típica mordida de la rata de esta historia. | Fuente: The Field Museum
Sepa más:
¿Qué opinas?