Boeing NASA
De tener éxito con esta misión tripulada, Boeing será contratada por la NASA para transportar a sus astronautas regularmente. | Fuente: ESA

Boeing se ha visto obligado a cambiar sus planes originales respecto a su primer viaje tripulado fuera de nuestro planeta con rumbo a la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés). La compañía ha confirmado que el despegue no se llevará a cabo hasta febrero de 2023 debido a una serie de factores que han retrasado dicho lanzamiento.

Tal como reveló la firma aeroespacial durante una conferencia de prensa realizada el pasado jueves, su primer vuelo tripulado que tiene como objetivo transportar a astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional ya no se dará a finales de este año como se tenía previsto inicialmente. Ahora, la fecha marcada en el calendario de Boeing es febrero del próximo año.

El Starliner de Boeing deberá esperar un poco más

Según la información provista por el comunicado oficial de la compañía, los técnicos deben resolver algunos problemas con los propulsores y una anomalía en el circuito de refrigeración de la nave Starliner, los cuales se presentaron durante un vuelo de prueba no tripulado que Boeing y la NASA condujeron el pasado mayo.

Debido a esto, el viaje espacial que llevará a los astronautas de la NASA Barry “Butch” Wilmore y Suni Williams ha sido retrasado hasta febrero de 2023, dando tiempo suficiente a la compañía para resolver todos los problemas de la cápsula antes de su despegue con tripulación a bordo.

La nave Starliner pasó por dos vuelos de prueba. El primero ocurrió en 2019 y presentó errores de software que terminaron enviando a la cápsula una órbita equivocada, obligándola a ser devuelta a la Tierra antes de lo esperado. La segunda, como fue mencionado, sucedió en mayo de 2022 y aparentaba haber resultado exitoso antes de que estos fallos en los sistemas de la nave fueran descubiertos.

Un viaje que asegura la alianza entre la NASA y Boeing

Boeing también ha cambiado la base desde donde lanzará al Starliner con los dos astronautas a bordo hacia la Estación Espacial Internacional. Ahora, el lugar de despegue será la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en Florida, Estados Unidos.

De tener éxito con este viaje tripulado, la NASA contratará a Boeing para que la firma se encargue de transportar regularmente a sus astronautas de ida y vuelta al espacio exterior. Se espera que el viaje dure unos seis días, tiempo registrado durante el segundo vuelo de prueba del Starliner.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.