NASA Crew 5
Crew-5, misión tripulada de la NASA y SpaceX, casi es interrumpida por la presencia de un solo cabello humano en el sello de la escotilla. | Fuente: NASA | Fotógrafo: NASA/Joel Kowsky

Crew-5, la importante misión espacial de SpaceX, casi detiene su lanzamiento debido a la presencia de un cabello humano en la escotilla de la nave. Incluso con los cuatro astronautas de la tripulación a bordo de la cápsula montada en el cohete Falcon 9, el despegue se interrumpió brevemente cuando alguien se percató que un solo pelo humano se encontraba en el cierre de la escotilla.

El incidente se produjo el pasado 5 de octubre, cuando el equipo de SpaceX se preparaba para lanzar la nave Crew Dragon Endurance al espacio. En medio de la cuenta regresiva, los miembros de la tripulación tuvieron que volver a abrir la escotilla, inspeccionar y limpiar a fondo la zona de sellado y cerrar la escotilla nuevamente. Debido a que el proceso solo duró unos minutos, el despegue logró realizarse sin mayores complicaciones.

¿Por qué un solo pelo casi estropea una misión?

En la industria espacial, un elemento como este cabello humano presente en la escotilla se califica como un FOD (escombro de objetos extraños por sus siglas en inglés), los cuales son objetos que no pertenecen a un lugar específico dentro de la nave como el motor, la cabina, la pista de aterrizaje o, como en este caso, el sello de la escotilla.

Estos desechos tienen la capacidad de dañar el equipo, provocar que los sistemas tengan un rendimiento subóptimo y hasta de desencadenar un mal funcionamiento que podría terminar generando una tragedia para la tripulación. Según lo que indica Boeing, este problema afecta a muchos sectores, pero en la industria espacial provoca pérdidas de US$4 mil millones al año.

Tom Simon, subdirector de naves espaciales del Centro Espacial Johnson de la NASA, dijo a Gizmodo que todos los astronautas han sido entrenados desde el primer día para tener cuidado con los FOD. “Los elementos extraños, como lápices, clips, destornilladores, pelo y polvo, pueden parecer menores, pero podrían, entre otras cosas, dar lugar a un sello que se escapa lentamente por la borda. Cuando construimos sistemas, nos lo tomamos en serio”, dijo el experto.

“Como ingeniero, los FOD están arraigados en tu sistema. Se considera un riesgo importante en los programas de formación, ya que los fallos de fabricación pueden hacer caer cohetes y aviones”, dijo John Posey, ingeniero jefe de la NASA para Crew Dragon, en esta misma conversación.

SpaceX Crew 5
La tripulación de SpaceX volviendo a inspeccionar el sello de la escotilla poco después de descubrir el cabello humano. | Fuente: SpaceX

Misiones espaciales libres de FOD

Las medidas para evitar que FOD se introduzcan en componentes o sistemas complejos comienzan desde la “sala limpia”, con cada una de estas teniendo su propio requisito de limpieza según el programa. Posey explica que las “salas limpias están especialmente certificadas y controladas para alcanzar un determinado grado de limpieza en función de lo que haya en ellas, y los artículos suelen tener que ser aprobados antes de poder entrar en ella”.

Existen casilleros para guardar artículos sueltos y la cinta adhesiva puede asegurar objetos que deben estar en la sala limpia. Las correas de protección pueden sujetar cualquier cosa que pueda caer accidentalmente y los overoles cubren los brazos de los astronautas y pueden llevar una capucha con una red para el cabello. Las barbas se cubren con redes especiales y los zapatos llevan escarpines.

“Una vez que estás listo y todo preparado, pasas por una puerta doble. Ésta se cierra detrás de ti y entonces entras en la sala limpia. En las habitaciones intermedias de algunas puertas dobles el aire sopla sobre ti, aspirando cualquier polvo o residuo. El personal recoge los restos que se encuentran e investiga de dónde proceden y si son necesarios controles adicionales. Las salas limpias nunca están lo suficientemente limpias", dijo Posey.

Si bien estas medidas pueden resultar sumamente complicadas, son necesarias para asegurar la eliminación de cualquier elemento que pueda poner en riesgo la vida humana. Por fortuna, la detección de los FOD está mejorando con el pasar del tiempo mediante cámaras, rayos X y tomografía computarizada, los cuales son capaces de identificar dichos objetos que a veces pasan desapercibidos para el ojo humano.

NASA
El telescopio espacial James Webb en la sala limpia de la base de Northrop Grumman en Redondo Beach. | Fuente: NASA

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.