NASA
La tubería gigante de la NASA llamada "L-SPoP" generará oxígeno apto para consumo humano en el polo sur de la Luna. | Fuente: NASA

La NASA continúa con sus grandes planes de cara al regreso de la humanidad a la Luna programado para finales de la década. Mantener a personas en el satélite de la Tierra es uno de los objetivos que la agencia espacial estadounidense tiene a largo plazo y, debido a ello, ya cuenta con diversos proyectos para lograrlo. Uno de los más llamativos consiste en la construcción de una tubería gigante para generar oxígeno en la superficie lunar.

Según lo que detalló la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio en un reciente informe, este gigantesco dispositivo recibe el nombre de “L-SPoP” y nació producto de la alianza con el Gobierno estadounidense, quién ha invertido una importante cantidad de recursos para desarrollar un método para extraer oxígeno del regolito lunar y agua del hielo presente en este cuerpo celeste.

Un proyecto de la NASA destinado a la colonización de la Luna

El reporte brinda más detalles respecto al uso final que tendrá “L-SPoP” cuando sea utilizado en la Luna. Según la NASA, el oxígeno se utilizará en hábitats humanos, rovers, otros equipos de soporte vital que cuentan con un suministro constante de oxígeno de alta pureza apto para consumo humano y oxidante para vehículos que se usarán para lanzar naves desde el astro.

Este dispositivo de extracción de oxígeno comenzaría a desplegarse a gran escala en la Luna a partir de 2024 y se espera que pueda brindar apoyo directo a los astronautas que forman parte del programa Artemis desde 2026, un año después de la fecha que la NASA previó para que su tripulación elegida marque el regreso de los seres humanos al satélite terrestre.

NASA
Imagen conceptual de la tubería gigante "L-SPoP" en la superficie lunar. | Fuente: NASA

Más detalles sobre “L-SPoP” de la NASA

El concepto inicial de este proyecto consiste en un gasoducto de 5 km para transportar oxígeno gaseoso desde una fuente de producción de este elemento como, por ejemplo, el sitio de extracción de electrólisis de regolito fundido (MRE) o cualquiera otra. La tubería conectará con una planta de licuefacción y almacenamiento de oxígeno que estará cerca de una base en la Luna.

Una vez que la tubería se instale en el polo sur de la superficie lunar, el sistema embotellará el oxígeno en tanques de gas comprimido o lo licuará y almacenará en otros contenedores. Cualquiera de estos dos procesos requerirá que el dispositivo transporte los tanques a diversas instalaciones para que sean utilizados.

“Para este proyecto NIAC Fase I, proponemos realizar un estudio de diseño de nivel de sistema de extremo a extremo del L-SPoP. ¡Nunca se ha buscado un oleoducto lunar y revolucionará las operaciones en la superficie lunar para el programa Artemis y reducirá costos y riesgos!”, indica la NASA.

Además, la agencia espacial agrega: “Planeamos explorar y evaluar múltiples arquitecturas de sistemas para un oleoducto lunar, identificar tecnologías habilitadoras y de mejora, y producir una hoja de ruta integral para desarrollar esta infraestructura innovadora”.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.