CHINA-HEALTH-VIRUS
El hisopado es la técnica más común para tomar muestras para pruebas COVID. | Fuente: AFP | Fotógrafo: HECTOR RETAMAL

El hisopado, la técnica predominante para realizar las pruebas COVID-19, podría ser desplazado por un método más conveniente: analizar el aliento.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos ha dado un permiso de emergencia a InspectIR COVID-19, una prueba que detecta compuestos químicos en muestras de aliento para diagnosticar infecciones con el virus SARS-CoV-2.

Prueba COVID-19 con resultados en menos de tres minutos

Las muestras pueden recolectarse y analizarse en consultorios de doctores, hospitales o sitios de diagnóstico móvil utilizando el instrumento que tiene el tamaño de una maleta de cabina, asegura la FDA.

Los test, que tienen que realizarse por operadores entrenados y bajo una licencia, pueden dar resultados en menos de tres minutos.

“La autorización de hoy es tan solo otro ejemplo de la rápida innovación en los test de diagnóstico para COVID-19”, explicó el doctor Jeff Shuren, director del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA en un comunicado.

Pruebas previas a su aprobación

InspectIR COVID-19 fue validado en un gran estudio con 2,409 individuos, incluyendo a personas con y sin síntomas.

En el estudio, se encontró una sensibilidad del 91.2% para identificar casos positivos y de un 99.3% para identificar casos negativos.

La aplicación de esta prueba es ideal en áreas con baja incidencia de infecciones de COVID-19, explica el comunicado de prensa de la FDA.

La tecnología tras esta prueba

La FDA explica que InspectIR COVID-19 utiliza una técnica capaz de analizar gases para detectar composiciones químicas asociadas con el SARS-CoV2.

InspectIR asegura que es capaz de producir 100 instrumentos de análisis cada semana, estas máquinas serán capaces de evaluar aproximadamente 160 muestras por día.

La compañía asegura que a este nivel de producción podrá brindar la capacidad de analizar 64 mil muestras al mes.

Esto significa que este tipo de pruebas se verán aún limitadas a menos que la tecnología sea licenciada por otras empresas para implementarse fuera de los Estados Unidos.