El cortometraje como mecanismo para contar historias con poco dinero

El 48 Hour Film Festival, que se realizará en Lima del 18 al 20 de mayo, busca incentivar la grabación de cortometrajes. Sobre esta titánica labor, conversamos con el productor de la franquicia en el Perú.
El 48 Hour Film Festival se realizará del 18 al 20 de mayo en Lima. | Fuente: Difusión

Que dure menos que un largometraje, no lo hace insignificante. El cortometraje es un género que goza de mucha popularidad en los círculos cinematográficos nacionales, pero el trabajo para su masificación es labor de todos los involucrados en la industria del cine. Como una revaloración de este género, aparece un festival que motiva a sus participantes a luchar contra el tiempo para lograr el mejor trabajo.

En 2001, los cineastas Mark Ruppert y Liz Langston tuvieron una idea extravagante: hacer una película corta en solo 48 horas. Al lograrlo, no solo vieron que era posible, sino una manera estimulante de expresarse a través del Séptimo Arte.

Diecisiete años después, el 48 Hour Film Festival ha llegado a más de 130 países en el mundo, entre ellos el Perú. RPP Noticias conversó con David Duponchel, productor de la franquicia en nuestro país, quien no considera al cortometraje como un cine menor, sino todo lo contrario.

 

AFINCADO EN PERÚ

Duponchel es un francés que en 2010 llegó por primera vez a Lima como organizador del festival Al Este de Lima, especializado en cine europeo. Le gustó la ciudad, le gustó nuestro cine y recibió una oferta como profesor universitario. Así decidió quedarse a vivir en el Perú.

“Me gusta mucho el lado social de muchas películas peruanas independientes. Yo sé que hay muchas películas de provincia que no son muy vistas en Lima ni el extranjero, por eso necesitamos hacer un trabajo de distribución para ellas. El Perú tiene una necesidad de identidad a través de hechos históricos que no fueron plasmados a tiempo. Un país necesita un cine en el que se pueda mirar como un espejo”, dijo.

 

UNA OPORTUNIDAD DE CONTAR HISTORIAS

A diferencia de un largometraje que demanda mucho presupuesto y mucho tiempo de preparación, un cortometraje no requiere de mucho dinero. Es una buena oportunidad para que las personas llenas de ideas puedan plasmarlas.

“Pienso que es un formidable factor de creación. El género es menos acartonado, se puede probar e innovar. El cortometraje ha ganado poco a poco su lugar en el mundo del cine y además es importante a nivel de industria cinematográfica porque hay personas que trabajan haciendo cortos. ¿Si el cortometraje es una forma de democratizar el cine? Por supuesto. Es una manera de no tener tanta presión porque manejas menos presupuesto y más tiempo”, reflexionó.

SER O QUERER SER

David Duponchel no se considera un gran consumidor de cine comercial peruano, pero cree haber visto lo suficiente para sentir que no reflejan la verdadera realidad de nuestro país. “En cambio, la percepción que tengo del cine independiente es que es más real y más cercano a la gente”, comentó.

“Estoy seguro de que el cine comercial peruano no es un reflejo de la gente, se trata más de un sueño que de una realidad. Tiene tendencia a reflejar lo que la gente quisiera ser. Pienso que en el cine comercial, los tipos de tratamiento a través de diálogos, luz, puesta en escena, utilería no reflejan (a los peruanos), es casi como un teatro. Es muy teatral”, agregó.

El 48 Hour Film Festival se realizará del 18 al 20 de mayo. El registro para los equipos se realiza en http://www.48hourfilm.com/es/lima-pe y el pago del mismo en atrápalo.pe a un precio muy especial, hasta el 17 de mayo y las tarifas tendrán 3 etapas: Early, Regular y Late. Los precios oscilarán entre los 350 y 500 soles. Todos los cortometrajes resultantes de la competencia serán proyectados en Cinemark de San Miguel.

¿Qué opinas?