La izquierda en Latinoamérica

¿Cómo debemos entender la victoria de Boric en Chile?

Esta semana se celebraron los resultados de las elecciones presidenciales en Chile. En ellas un joven Gabriel Boric, candidato de un partido de izquierda, se posicionó como el nuevo presidente. En un país como Chile, el sistema económico ha sido la Economía Social de Mercado, cuyas bases sentaban un crecimiento económico que debía ir guiado por la equidad social de su pueblo, el país ha mantenido sostenidamente su crecimiento en gran parte a su apertura comercial y diferentes tratados de libre comercio con otros países. Sin embargo, Boric representa más que un contendor de izquierda. Fue uno de los principales promotores del movimiento estudiante en Chile a inicios de la década del 2010, en la que se venía formando ya la demanda de una sociedad que buscaba un cambio en la política practicada por el gobierno de Piñera.

Y con una voz popular que reclama equidad, con una sociedad que ha sido largamente y desigualmente golpeada por la pandemia de la COVID-19, se hace cada vez más lógica las razones por las que varios países en Sudamérica comienzan a buscar respuestas en un cambio en la dirección política actual. Sin embargo, la derecha ha perdido en países como Perú o como Chile, no por falta de fundamentos ni sustento económico, sino por no enfocarse en las demandas populares y por destinar sus argumentos a infundir el temor al retorno a un pasado comunista. Por su parte, la izquierda seguía ganando poder a través de sus aciertos al recoger la opinión popular de aquellos que no eran escuchados.

Gabriel Boric
Gabriel Boric, presidente electo de Chile. | Fuente: EFE

Con seguridad, el caso de Chile reúne un contexto muy distinto al peruano, con una izquierda que ha venido trabajándose por más de una década y que supo alcanzar tanto el apoyo de aquellos que no eran escuchados como también la opinión de seguidores del centro encabezada por un joven Boric, quien en su discurso de victoria reconoció sus errores, y mostró la vulnerabilidad y robustez que lo llevó al poder para introducir una visión orientada a la sociedad. Pero, sobre todo, este triunfo se suma al de los otros gobiernos de izquierda que demuestran que el pueblo busca progreso social y no solo económico.

NOTA: “Ni GRUPORPP ni sus directores, accionistas, representantes legales, gerentes y/o empleados serán responsables bajo ninguna circunstancia por las declaraciones, comentarios u opiniones vertidas en la presente columna, siendo el único responsable el autor de la misma”.

Sepa más: