El concepto de los dioses de la destrucción se introdujo en la película de “La batalla de los Dioses”, en la cual se presenta a Bills, el dios destructor del universo de nuestro protagonista y la idea que existen otros planos existenciales donde se encuentran luchadores mucho más fuertes que Gokú. Los dioses de la destrucción representan esta enorme diferencia de poder entre los Saiyajin y una nueva e insospechada escala de poder, sin embargo, estos dioses tienen también debilidades y definitivamente no son el pez más grande del estanque. A continuación, te mostramos algunas curiosidades acerca de estos caprichosos y casi omnipotentes personajes.

| Fuente: Shueisha

Pueden ser remplazados por candidatos más dignos. Aunque los Supremos Kaiosama son todos miembros de la misma raza, cualquier candidato digno puede convertirse en un Dios de la Destrucción, ya se vio al mismo Toppo, quien inclusive puede dominar la técnica Hakkai  (por cierto, Vegeta es más fuerte que Toppo), por otro lado, Wiss sugirió a Gokú una vez tomar el lugar de Bills como el Dios de la Destrucción del universo.

| Fuente: Toei Animation

Tienen una gran debilidad, sus vidas estás vinculadas a los Supremos Kaiosamas. Los Supremos Kaiosama son dioses de la creación, se encargan de crear cuando los dioses de la destrucción erradican planetas. Como dos caras de la misma moneda, sus vidas están enlazadas y si uno muere, el otro también perderá la vida.

| Fuente: Toei Animation

Tienen la libertad de influir en la vida de los mortales. Lo que se espera de un dios es que intente influir poco en las vidas de los mortales de sus universos, tal como explica Gowasu a su discípulo, Zamasu. Sin embargo, los dioses de la destrucción son libres de hacer lo que les plazca, sin embargo, son siempre asesorados por sus mayordomos, los ángeles.

| Fuente: Toei Animation

Son conocidos y temidos por seres de todo el universo. Freezer y el Rey Vegeta eran totalmente intimidados o humillados por Bills, ¡o tan siquiera escuchar su nombre!

| Fuente: Toei Animation

No están exentos de tener caprichos como los dulces y enojarse tras perder en videojuegos (y luego destruir planetas para desquitarse).

| Fuente: Toei Animation

Están por debajo de los ángeles en la jerarquía divina. Sus mayordomos personales son también sus maestros y superiores inmediatos, ellos son los hijos del gran sacerdote y sólo él está por encima de ellos. Bills admite que Gokú es la segunda persona más fuerte a la que se ha enfrentado en el universo, siendo la primera Wiss.

| Fuente: Toei Animation

No son indestructibles. Aunque su poder sea aparentemente infinito, los dioses de la destrucción pueden ser derrotados, es más, no pueden derrotar a Jiren, lo cual se ha confirmado en múltiples diálogos. Gokú usando el ultra instinto completo es posiblemente más fuerte que varios de los dioses de la destrucción, incluyendo a Bills.

| Fuente: Toei Animation