El pokémon digital fue el controversial protagonista de esta historia. | Fuente: TV Tokyo

La primera temporada de la adaptación animada de Pokémon fue un éxito rotundo en todo el mundo. Gracias al increíble recibimiento del Game Boy -la primera consola portátil de Nintendo- y la popularidad de Pokémon Red & Blue, la serie contó con audiencias masivas en cada lugar en donde fue transmitida, ganando legiones de adeptos y creando una fuerte comunidad de fanáticos.

Sin embargo, no todo fue color de rosas. La arrolladora fama de la animación fue cuestionada múltiples veces por grupos de fanáticos religiosos y organizaciones gubernamentales. Debido a esto, varios episodios fueron censurados y se impidió su transmisión por televisión. Los episodios fueron acusados de una miríada de problemas como excesivo uso de armas, racismo, tratar temas coyunturales delicados y por causar daños en la salud de los televidentes.

Precisamente, este último caso fue uno de los más satanizados por los grupos mencionados anteriormente. El episodio “Dennō Senshi Porygon” -traducido como “Soldado Virtual Porygon”- fue prohibido en todo el mundo por provocar espasmos y ataques epilépticos en 685 niños japoneses durante su primera transmisión en 1997. El episodio jamás volvió a ser lanzado en señal abierta y Porygon no aparecería en la serie desde aquel fatídico día.

No obstante, parece que pronto tendremos la oportunidad de ver el mítico capítulo. Según un reporte de Comicbook, Hulu Japón ha empezado a subir a su servicio la serie completa de Pokémon. Lo curioso es que podemos ver el avance del capítulo de Porygon en el episodio 36 por lo que es muy probable que también aparezca en la plataforma de streaming; posiblemente una versión modificada que no presente las escenas fotosensibles.

El controversial episodio narraba las aventuras de Ash, Misty y Brock dentro de un mundo virtual en el que se encuentran con el “Pokémon digital”. Los problemas surgen cuando son atacados por unos misiles cuando intentan salir de aquel espacio ya que las explosiones de colores a alta velocidad pueden causar incomodidad y mareos incluso si no sufres de ataques epilépticos.

Este extraño caso se ha convertido en un hito de la cultura popular y ha sido referenciado en otras caricaturas como The Simpsons.

¿Qué opinas?