Con el pasar de los años el envejecimiento del cuerpo se hace notable y los políticos son las principales víctimas de estos cambios, y es que debido a su importancia a nivel mundial y a los largos años que pasan en el poder, el paso del tiempo es especialmente notable.