El escritor peruano-estadounidense Daniel Alarcón trasciende las páginas escritas con Radio Ambulante, un podcast que permitirá contar y escuchar miles de historias latinoamericanas generadas en todos los países donde se habla español, incluyendo Estados Unidos.

Radio Ambulante es un nuevo proyecto de radio por internet con historias narradas, muchas veces por sus propios protagonistas, que abarcan la diversidad de lo que es América Latina con temas que no siempre se convierten en titulares de noticias, pero que sí son parte del sentir de los pueblos.

El proyecto echará a andar oficialmente el 15 de abril a través de la página www.radioambulante.org. y entre los protagonistas de las historias de ese día estará el expresidente hondureño Manuel Zelaya, quien narrará el golpe que lo sacó del poder en 2009.

"Es una manera de conocernos más, de compartir nuestras historias", dijo a Efe el creador y productor ejecutivo de esta Radio Ambulante, que es además autor de obras como "Radio Ciudad Perdida" y "Guerra a la luz de las velas".

Nombrado uno de los mejores jóvenes escritores latinoamericanos por el Hay Festival Bogotá39 y uno de los mejores escritores jóvenes de EE.UU. por la revista The New Yorker, Alarcón explicó que Radio Ambulante busca que los ciudadanos de países latinoamericanos o los hispanos de EE.UU. escuchen historias de personas de otros países de la región, "tan distintas y tan comunes para todos".

Alarcón, junto a un equipo integrado por periodistas, cronistas, poetas y escritores, está dedicando buena parte de su tiempo a esta fundación sin fines de lucro.

Antes del lanzamiento oficial, ya están a disposición de los oyentes seis crónicas que hablan de temas como el descenso de categoría del equipo de fútbol argentino River Plate, la lucha de un inmigrante por abrirse un espacio en su nuevo colegio en Carolina del Norte (EE.UU.) o el difícil regreso de un migrante.

Los creadores de Radio Ambulante ven a EE.UU. como un país latinoamericano, con "más de 55 millones" de personas que hablan español, más que la población de Perú o de Colombia.

EFE