Frostenson y Arnault eran una de las parejas más brillantes en el círculo intelectual de Suecia. Ahora son protagonistas del mayor escándalo de la Academia. | Fuente: AFP

De la industria cinematográfica al Nobel de Literatura, los escándalos por agresión sexual han generado crisis en las diferentes industrias. Hoy, la Academia Sueca confirmó que este año no se concederá el galardón, sino recién en el 2019 ─por primera vez en casi siete décadas─ debido a las denuncias de abusos sexuales y supuestas filtraciones de ganadores. ¿Quién causó tal reacción?

Se trata del escritor Jean-Claude Arnault, a quien la prensa europea ha denominado el 'Harvey Weinstein de la literatura'. El francés está casado con Katarina Frostenson quien, en abril pasado, salpicada por la ola de escándalos, renunció a su puesto vitalicio como miembro de la Academia.

En noviembre del 2017, inició la crisis cuando el diario sueco “Dagens Nyheter” publicó los testimonios de 18 mujeres que afirmaban haber sido violadas, agredidas sexualmente o acosadas por Arnault. A esto se sumaron acusaciones de que habría revelado el nombre del ganador al Nobel de Literatura antes de tiempo: Elfriede Jelinek (2004), Harold Pinter (2005), J.M.G. Le Clézio (2008) y Patrick Modiano (2014). 

 

Arnault y Frostenson eran una de las parejas más brillantes en el círculo intelectual de Suecia, donde el francés reside desde hace 40 años. Gracias a su matrimonio y la decisión de fundar el centro Forum, en 1989, se convirtió en una figura clave. Su influencia llegó a ser tan grande que “algunos le consideraban el miembro número 19 de la Academia”, según el diario “l’Express”.

El centro Forum ─ahora cerrado─ también está inmerso en un escándalo financiero. El espacio estaba parcialmente subvencionado por la Academia Sueca. Esto generaba un conflicto de intereses porque Frostenson decidía las subvenciones de las que se beneficiaba el centro cultural… del que también era copropietaria.

RENUNCIAS Y CAMBIOS

Las denuncias de agresión sexual generaron discordia entre los 18 miembros vitalicios de la Academia. En las últimas semanas, seis de ellos se retiraron incluida la secretaria permanente Sara Danius. Con otros dos que no participaban desde hace tiempo; se reducía a 10 el número de académicos activos. Así se quedaron sin quorum para elegir a un nuevo miembro ni al Nobel de Literatura.

Como consecuencia, el rey Carlos Gustavo de Suecia, padrino de la institución, anunció una modificación en los estatutos. Sus miembros podrán dimitir y ser reemplazados en vida.

Este caso de abusos sexuales ha indignado a la sociedad sueca. Jean-Claude Arnault niega todas las acusaciones sobre los hechos, sucedidos entre 1997 y 2007. Algunos de ellos habrían sucedido en una residencia de la Academia (ubicada en Francia). Sara Danius, ex secretaria permanente, denunció en noviembre pasado que el francés “acosó y agredió a mujeres académicas, así como a sus hijas y empleadas de la Academia Sueca”. Es decir, todo el mundo sabía y nadie dijo nada. Se acabó el silencio.

¿Qué opinas?