Escritor Mo Yan recibirá este viernes el Nobel de Literatura en Suecia

El novelista viajará este miércoles desde su natal Gaomi (China) hasta Estocolomo (Suecia) para recibir el premio Nobel de Literatura.

El novelista chino Mo Yan viajará este miércoles a Estocolmo para asistir a la ceremonia de entrega de la Academia de los Premios Nobel que se realizará el próximo viernes 7, según informó el diario "South China Morning Post".

El diario subrayó que se trata del "primer premio" de esta categoría que se concede a un "ciudadano chino" en la categoría de literatura (aunque en 2000 lo recibió el escritor Gao Xingjian, nacido en China pero que ya entonces tenía nacionalidad francesa).

Mo dejará su Gaomi natal, una humilde ciudad en la provincia oriental de Shandong, para asistir a la ceremonia de entrega junto a su esposa y su hija.

El escritor, que se ha mantenido bastante aislado de la vorágine surgida tras la concesión del premio, ha invitado a la gala a diez personas, entre ellas tres traductores de su obra al español, al inglés y al ruso, así como al presidente de su editorial, Beijing Classic & Wise Culture Development, cita el diario.

El viaje de Mo a la prestigiosa ceremonia ha provocado gran interés entre los ciudadanos chinos, que hasta debaten en las redes sociales cómo debería ir vestido el galardonado cuando suba al escenario.

Por internet circulan algunas imágenes realizadas con Photoshop en las que Mo viste diferentes trajes, entre ellos uno de estilo tradicional chino de aire maoísta.

De acuerdo a la Fundación Nobel, Mo, de 57 años, dará un discurso el viernes en la Academia Sueca, y el sábado asistirá a un concierto de la Orquesta Filarmónica de Estocolmo, en el que participará el violinista taiwanés Ray Chen.

El escritor concluirá su estancia el domingo con varias conferencias en distintas universidades suecas, en las que leerá parte de su obra.

A punto de participar en el lujoso acto, Mo Yan (seudónimo que quiere decir "No Hables") conserva desde que fue premiado a mediados de octubre la actitud austera que le llevó a confesar, minutos después de ganar el galardón, que solo quería "estar en el campo" con su familia y que lo celebraría comiendo los tradicionales "baozis", una especie de buñuelos rellenos de carne muy típicos en China.

EFE