Realizan acciones para la protección de camino inca en Junín

Ministerio de cultura ha encontrado que hay tramos en los que se ha ocasionado daños, específicamente en el sector conocido como Lomo Largo.
Ministerio de Cultura

El Ministerio de Cultura a través de la Dirección Regional de Cultura (DRC) Junín, realizó el diagnóstico del estado de conservación de una sección del Qhapaq Ñan, sistema vial andino, en el tramo que une los centros administrativos inca de Tarmatambo y HatunXauxa.

Durante los trabajos se pudo hacer la constatación policial de los daños ocasionados a la mencionada vía prehispánica en el paraje de CarampaRupas, en el sector conocido como Lomo Largo, en las alturas del distrito de Acolla (Jauja), a raíz de la expansión de campos de cultivo de maca, dentro de las tierras de la Comunidad Campesina de Sacas.

El equipo de arqueólogos de la DRC Junín -integrado por Marco López Cervantes, Joel Mendoza Palacios y Manuel Perales Munguía, acompañados del suboficial PNP Nilton Terreros Chanco de la Comisaría de Acolla- pudo verificar que los cultivos de maca han debilitado los muros laterales de piedra del camino inca a lo largo de una longitud de más de dos kilómetros.

Asimismo, se observó que el tránsito de vehículos motorizados por la vía prehispánica, como camiones y tractores con los cuales algunas personas inescrupulosas han accedido a los terrenos agrícolas, ha provocado la alteración de escalinatas y muros de contención.

Frente a esta situación, la DRC Junín iniciará, en coordinación con la sede central del Ministerio de Cultura, el proceso sancionador correspondiente contra los responsables de este atentado contra el Patrimonio Cultural de la Nación, indicó el arqueólogo del portafolio, Marco López Cervantes.

Al mismo tiempo se iniciarán las investigaciones pertinentes con la finalidad de identificar a los responsables de la destrucción parcial de algunas plataformas arqueológicas de piedra asociadas al camino inca en los parajes de Mesapampa e Ingapmisan, informó Joel Mendoza Palacios, arqueólogo de la misma Dirección Regional.

Cabe indicar que el Qhapaq Ñan entre Tarmatambo y HatunXauxa pertenecía al eje vial inca que recorría las serranías de los Andes Centrales, uniendo Cusco y Quito. En las alturas de Lomo Largo, entre las provincias de Tarma y Jauja, este camino llega a tener más de veinte metros de ancho, presentando muros de contención de piedra, escalinatas, secciones empedradas y restos de posibles ductos de drenaje y otros rasgos similares.

Por su importancia como una vía que permitía el flujo de bienes, recursos y poblaciones entre centros administrativos como Pumpu, Chacamarca, Tarmatambo y HatunXauxa, este tramo merece urgentes acciones de conservación, acotó Manuel Perales Munguía, arqueólogo de la DRC Junín.

Señaló además, que el Ministerio de Cultura a través de la Dirección Regional está efectuando el registro del indicado tramo del Qhapaq Ñan, a fin de impulsar futuros proyectos orientados hacia su puesta en uso social.