Diego Olórtegui, el dibujante peruano que trabaja para Marvel

El diseñador es autodidacta y ha sido el encargado de dar vida a Ms. Marvel, She- Hulk, Slapstick y Capitana Marvel.
En entrevista con Ampliación de Noticias, Olórtegui contó que es autodidacta y dibuja historietas desde niño cuando dibujaba ‘fan fiction’ de sus series favoritas “Dragon Ball” y “Caballeros del Zodiaco”. | Fuente: RPP Noticias

Diego Olórtegui es un dibujante peruano que es parte de Marvel, la editorial de cómics más importante del mundo, desde el 2016. El artista e ilustrador de 33 años fue convocado por la editorial a través de sus redes sociales tras ver su trabajo publicado en Internet.

En entrevista con Ampliación de Noticias, Olórtegui contó que es autodidacta y dibuja historietas desde niño cuando dibujaba ‘fan fiction’ de sus series favoritas “Dragon Ball” y “Caballeros del Zodiaco”.  El 4 de abril de 2016, Diego Olórtegui recibió la noticia de que había sido seleccionado como dibujante para algunas de sus historietas de la famosa Marvel.

“Publicaba mis trabajos en Internet y poco a poco comenzaba a hacerse eco. De repente un día, así de sorpresa, me llegó un correo de ellos diciéndome que les gustaba mi estilo, se veía muy dinámico y que les gustaría verlo plasmado en uno de sus cómics. Me comenzaron a mandar pruebas y comencé a realizar mis primeros trabajos”, contó.

 

Sus actividades le llevan casi todo el día: desde las 7 de la mañana hasta la una de la madrugada. En ese ritmo de trabajo ha dibujado historias de Ms. Marvel, She- Hulk, Slapstick y algunas portadas del cómic de Star Wars. Su trabajo consiste en dibujar y entintar los trazos, para luego enviarlos y que comiencen el proceso de colorización en Estados Unidos.

Dentro de poco comenzará con “Infinity Countdown”, una saga sobre Capitana Marvel y que tiene vínculo con la última cinta de Avengers, “Infinity War” estrenada hace menos de una semana.

Su inspiración proviene del estilo de dibujo de John Romita Jr. y Greg Capullo, aunque con mucho de su estilo. En cada trabajo, Olórtegui confiesa que trata de poner un toque peruano. “En los cómics que he hecho por ahí pongo cabezas clavas. En el último que he hecho puse una viñeta pequeña donde aparece Machu Picchu”, comenta.

Olórtegui prrefiere el papel y lápiz a usar computadoras para dibujar. Por la complejidad de los detalles, Olórtegui se demora un día en dibujar una página de historieta o cinco o seis cuadros de escena. Colorearlo le demora medio día. Un cómic completo le demora entre cuatro o seis semanas.

¿Qué opinas?