La principal polémica la tuvo con Jack Kirby, el co-creador de X-Men y Los Vengadores | Fuente: i0

Stan Lee, nos dejó esta tarde ante las reacciones de tristeza de millones de fanáticos que se fueron tocados por sus inmortales creaciones. Sin embargo, el co-creador del Universo Marvel no estuvo excento de críticas y polémicas alrededor de las historias y personajes que revolucionaron la cultura popular.

La más notoria de estas polémicas la tuvo con el igualmente legendario y revolucionario historietista Jack Kirby. Juntos, crearon a la mayoría de personajes más populares de Marvel como Thor, Iron Man, Hulk, los X-Men y toda una pléyade de villanos y personajes secundarios. Durante años, fue de conocimiento público que la creación de estos personajes e historias fueron obra del tándem. 

Sin embargo, luego de la salida de Kirby en los años 70, se comenzó a hablar de  una monopolización del crédito en la autoría de los revolucionarios comics de Marvel por parte de Stan Lee. Durante mucho tiempo, Kirby (apodado “El Rey de los Cómics”) y luego sus herederos se enfrascaron en batallas legales para recibir mayores regalías sobre las creaciones, que eran cada vez mas grandes. 

Esta polémica se debe en parte al famoso “Método Marvel”, en el que Lee asumía un rol de argumentista y dictaba los lineamientos generales de las historias, dejando los detalles a los dibujantes y finalizando el mismo los toques finales de los diálogos. Kirby y también Steve Ditko (legendario creador de Spider-Man) reclamaron en su momento que la participación de Stan en el proceso creativo era mucho menor a la que el gran público creía.

Esto se suma a que el carácter de sus compañeros era mucho mas parco que el de Lee, quien siempre se supo posicionar como el rostro de Marvel y que gozó de una popularidad inmensa desde los años 60 hasta hoy. Basta recordar sus cameos en todas las películas protagonizadas por personajes de Marvel. 

En defensa de Lee, es conocido también que el, como editor, fue uno de los pioneros en la industria del cómic en acreditar a todos los participantes en la creación de las historietas, mostrando a los lectores los nombres de entintadores, letristas y escritores. 

Si bien es cierto, las polémicas nunca se terminaron de aclarar, las relaciones entre los creadores mejoraron hacia los 90, dando a entender que hubo algún tipo de arreglo o entendimiento. En 2014, las disputas legales terminaron entre Marvel y los herederos de Kirby, definiendo legalmente el rol del “Rey” en el proceso creativo, otorgándole el lugar (y el dinero) que le corresponde, aunque negándoles la propiedad legal de sus creaciones. 

Ninguna de estas polémicas pudo finalmente restarle al gran Stan Lee el gran papel que hasta el final de su vida tuvo en el mundo de los comics, el cine y los videojuegos, su principal legado. Descanse en paz.

¿Qué opinas?