Banco Mundial
El Banco Mundial señala que desde el inicio de la pandemia han comprometido más de US$125.000 millones para combatir los impactos sanitarios, económicos y sociales de la pandemia. | Fuente: Andina

El Directorio Ejecutivo del Banco Mundial (BM) aprobó un préstamo por US$350 millones al Perú, que sería destinado a políticas sociales, de salud y educación.

Esta es la segunda operación de Financiamiento a Políticas de Desarrollo del Capital Humano del BM. Anteriormente, en marzo del 2020, el banco aprobó US$50 millones.

"De esta manera se busca apoyar los esfuerzos del Estado peruano para mitigar los efectos de la pandemia en el capital humano y las reformas en educación, salud y protección social", señala el Banco Mundial.

Según Marianne Fay, directora del BM para Bolivia, Chile, Ecuador y Perú, el proyecto apoyará al Estado peruano para impulsar las reformas necesarias que conduzcan a la mejora del desarrollo infantil temprano, de la educación básica y de la salud mediante servicios de mayor calidad y más equitativos.

La entidad considera que debido al impacto de la pandemia, los progresos alcanzados por el Perú en la reducción de la pobreza y la desigualdad en las últimas dos décadas se encuentran amenazados.

A consecuencia de la COVID-19, las familias más vulnerables han sufrido la pérdida de fuentes de ingresos y una mayor inseguridad alimentaria, mientras que sus hijos perdieron el acceso a los servicios públicos que les eran ofrecidos a través de la escuela.

Por ejemplo, se calcula que los niños en el quintil de ingresos más pobre podrían perder el equivalente a cerca de un año de escolaridad ajustada por aprendizajes.

El BM señala que esta situación, que combina el cierre de las escuelas y la pérdida de las fuentes de ingreso, podría incrementar la pobreza en futuras generaciones y reducir los niveles de capital humano en todo el país.