Reactivación económica: ¿En qué sectores se debe enfocar la inversión?
La informalidad y la crisis por la pandemia han dejado un gran reto en la economía peruana. | Fuente: Shutterstock

La pandemia ha provocado un gran golpe económico que ha dejado a miles de peruanos y peruanas desempleados, a muchas empresas con enormes pérdidas, otras en quiebra y, además, ha incrementado los niveles de empleo informal

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) resalta que la informalidad, sumada a la crisis por la pandemia, ha dejado un gran reto por delante que incluye aspectos como una alta deuda pública, bajos niveles de capital humano y limitada bancarización, los cuales van a condicionar la reactivación económica en economías informales, haciendo más difícil el proceso de recuperación.

En este escenario, la inversión resulta vital, tal como lo señalan las conclusiones realizadas por IPAE en el documento “CADEx: Reactivación económica en marcha” (2020), donde se afirma que “la reactivación no es posible sin inversión y gasto privado, que representa aproximadamente 20% y 60% del PBI respectivamente”.

Contexto e inversión: ¿En qué sectores enfocarse?

Más allá de la pandemia, el contexto político de elecciones también genera incertidumbre, sobre todo para la inversión privada y extranjera. Sobre esto, Peter Anders, presidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL) declaró, a fines de 2020, que el Perú recuperará el crecimiento económico siempre que “el Estado genere un clima de negocios apropiado”.

Asimismo, comentó que, en los últimos 30 años, la estabilidad macroeconómica del país lo ubicó como “una plaza atractiva para la inversión privada extranjera, orientada sobre todo a la minería, infraestructura, energía y comercio”. Sin embargo, con la emergencia sanitaria, dicha inversión ha caído. Ante el golpe económico y la inestabilidad actual, los expertos afirman que es fundamental reactivar la inversión privada, pero con una regulación clara y con menor incertidumbre política.

La “Guía de Negocios e Inversión en el Perú 2021” elaborada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, ProInversión y EY, resalta que la respuesta del país frente a los efectos de la COVID-19 ha sido la más grande de la región, mediante medidas fiscales que equivalen en conjunto al 20% del PBI, con lo cual este año se podrá lograr un buen crecimiento y recuperación económica, a diferencia de otros países de la región.

Si hablamos de inversión extranjera y privada, el ranking Doing Business 2020, ubica al Perú en el puesto 76 de 190 de países con facilidad para hacer empresa y negocios, ocupando el sexto lugar en Latinoamérica. Las oportunidades están, pero para lograr la recuperación económica es fundamental saber dónde focalizar la inversión.

El análisis “Propuestas del Bicentenario - Reactivación Económica” de Videnza Consultores (2021) indican que los pilares de la reactivación económica incluyen la inversión enfocada en los siguientes sectores: infraestructura, minería y vivienda y construcción. Otros sectores adicionales que también se deben tener en cuenta según el Ministerio de Relaciones Exteriores son el de energía, manufactura, hidrocarburos, electricidad y agua, el turismo, gastronomía y hotelería, y el de transporte y comunicaciones.

Según Videnza, los pilares de la reactivación económica incluyen la inversión enfocada en los siguientes sectores: infraestructura, minería y vivienda y construcción.
Según Videnza, los pilares de la reactivación económica incluyen la inversión enfocada en los siguientes sectores: infraestructura, minería y vivienda y construcción. | Fuente: Shutterstock

Infraestructura, minería y vivienda: ¿Cuál es el panorama de los principales sectores?

Si hablamos de infraestructura, el Perú presenta aún muchas deficiencias: en calidad de infraestructura se ubica en el puesto 88 de 141 países del ranking WEF (2019). Además, hay retrasos en la ejecución de proyectos de inversión, regulación compleja, una caída en la ejecución de inversión pública en los últimos años, entre otros. El Plan Nacional de Infraestructura 2019 indica que, para cerrar la brecha de acceso básico en infraestructura, es necesario invertir más de S/360 000 millones en los siguientes 20 años.

Para cambiar este panorama, Videnza Consultores propone tres líneas de acción: impulsar la ejecución de proyectos de inversión pública con la meta de incrementarla en S/ 10 mil millones al año; impulsar la participación privada en la provisión de servicios públicos reduciendo en 50% el tiempo de adjudicación de proyectos y empoderar la toma de decisiones técnicas del funcionario público frente a acciones de control.

En cuanto a minería, el Perú es un país atractivo para la inversión en el sector. Jaime Gálvez, titular del Ministerio de Energía y Minas (Minem), ha proyectado una mayor inversión en minería, indicando que la inversión anual oscilaría entre los 5 000 y 6 000 millones de dólares anuales en los próximos cinco años.

Asimismo, ha señalado que en el 2020 los capitales en minería se recuperaron rápidamente. “A febrero del 2021, la inversión representó más de 500 millones de dólares, de los cuales China representó el 11%”, indicó. De hecho, en los últimos 10 años la inversión china ha sido importante en el sector minero peruano.

Para mejorar este sector en los siguientes años, Videnza propone trabajar en la promoción de la inversión en servicios en zonas de influencia minera, así como en la detección y solución temprana de posibles conflictos sociales y en la simplificación de procedimientos sin reducir los estándares socioambientales.

Finalmente, en cuanto a vivienda y construcción, aún existen en el país brechas de acceso a una vivienda digna. Datos del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, indican que el déficit habitacional en el Perú es de 1.1 millones de viviendas, 260 000 con déficit cuantitativo y 860 000 con déficit cualitativo. Ante esta realidad, Videnza sugiere impulsar los bonos de vivienda social, promover esquemas de gestión financiera para proyectos inmobiliarios en curso y agilizar los trámites municipales para la ejecución de proyectos de vivienda social.

Aunque la situación es complicada, el escenario económico va dando pasos de cara a una recuperación. En el informe “Perspectivas Económicas Globales”, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha proyectado un crecimiento del producto bruto interno (PBI) del Perú en 8.5% para el cierre de 2021. Con inversión privada y pública más eficiente y con una regulación clara, la reactivación económica podría acelerarse. “Integración al Bicentenario: Construyamos un país mejor”, es organizado por RPP con el apoyo de Enel y Movistar.